viernes, 18 de marzo de 2011

La espinaca da fuerza a los músculos y evita la ceguera, entre otros beneficios.

Popeye el marino, el personaje animado creado a finales de los años 20, popularizó el consumo de espinacas por todo el mundo, y no es para menos ya que esta verdura además de dar fuerza a los músculos, protege la retina evitando así la ceguera, entre otros beneficios.
Es posible que la espinaca sea la verdura más nutritiva de cuantas se conocen, aún a pesar de que tan sólo aporta 22 calorías en 100g. Su contenido en proteínas es bastante elevado para una verdura (2,86%), pero apenas contienen hidratos de carbono (0,8%) y grasas (0,35%), explica la nutricionista y dietista Esther Valdez.

PARA LAS NECESIDADES. El poder nutritivo de las espinacas radica en su gran riqueza vitamínica y mineral, ya que 100 gramos de espinacas aportan Dos tercios (672ug ER) de las necesidades diarias de vitamina A, la totalidad del ácido fólico necesario diariamente (194ug), la mitad de la vitamina C (28,1g), la cuarta parte del magnesio (28,1mg) y más de la cuarta parte de las necesidades del hierro (10mg).

Fortalecedora y en pro de la ceguera. El consumo frecuente de esta verdura ayuda bastante a fortalecer los músculos, sostiene Valdez. "Conviene a los deportistas porque su aporte en magnesio evita los calambres y aumenta la obtención de energía a partir de la glucosa. Además el alto contenido en ácido fólico ayuda a la renovación celular y mantiene sanos los músculos y ligamentos".
Por otro lado, protege la retina, ya que las personas de 55 a 80 años de edad que consumen habitualmente espinaca, presentan un riesgo mucho menor de padecer pérdida de agudeza visual debida a la degeneración macular. También las espinacas ayudan a controlar los niveles de colesterol, eficaz en caso de anemia, es depurativa y laxante por su riqueza en fibra.

ES PARA TODOS. La profesional dice que la espinaca por ser una verdura tan nutritiva es recomendable para todas las personas, especialmente para todos los deportistas y adolescentes en fase de crecimiento.
Por su riqueza en ácido fólico o folato, que previenen ciertas malformaciones nerviosas en el feto, la espinaca es una verdura ideal para las embarazadas. Se las puede consumir crudas, cocidas, congelada o en jugo, otorgando beneficios de igual manera.