jueves, 15 de septiembre de 2011

Charlotte de chocolate y praliné

NGREDIENTES

1 pionono de chocolate, cantidad necesaria de licor de café; Para el relleno: 300 c.c. de crema de leche, 120 grs. de chocolate con leche; Para el praliné: 2 cucharadas de almendras, 120 grs. de azúcar; Para decorar: 150 c.c. de crema

El chocolate es saludable

Es un mito, un placer, un pecado para algunos, una adicción para otros. Un delicioso alimento hecho a base de semillas del cacao, con muchas propiedades y aporta un gran número de beneficios al organismo de niños y adultos.

El chocolate es un alimento energético estimulante que nos aporta la energía y los nutrientes esenciales que necesitamos (glucides y fibras, proteínas, lípidos, colesterol, vitamina A, B, B2, PP, hierros, sales minerales, potasio, magnesio, calcio, fósforo, sodio flúor y calorías).

Tiene la virtud de ser un alimento sano, nos revigoriza físicamente gracias a sus glúcidos, pero también mentalmente porque contiene un cierto número de sustancias fármaco-dinámicas totalmente como una medicina.

Encontramos la teobromina, la cafeína, el phenyl-ethylamine y la serotonina. La teobromina estimula el sistema nervioso central, ayuda al esfuerzo físico y refuerza el ejercicio cardíaco. Alimento de los deportistas, su cafeína favorece la actividad intelectual así como la resistencia a la fatiga. El phenylethylamine posee propiedades estimulantes para nuestro cerebro. Además, saboreando chocolate, corregimos la pérdida de serotonina que emana de la depresión y esto le da un efecto antidepresivo.

Extender el pionono y cortar círculos

de 8 cm. de diámetro. Formar cilindros de acetato del mismo diámetro y ubicarlos sobre una tabla. Colocar los discos de pionono en la base y pincelar con licor de café.

 Para el relleno

Lllevar a punto ebullición la crema de leche, retirar del fuego y añadir de una vez el chocolate previamente rallado. Revolver hasta integrar y llevar a frío. Luego batir hasta obtener una consistencia de mousse.

Rellenar los moldes

de acetato con la crema de chocolate hasta la altura deseada y completar con otro disco de pionono pincelado con licor.

Llevar a la heladera hasta que tomen consistencia.

Para el prailé

realizar un caramelo

con el azúcar en una cacerola. Añadir las almendras tostadas y picadas. Verter de inmediato sobre una placa aceitada, extendiéndolo. Dejar solidificar y cortar en trozos. Desmoldar retirando el acetato. Decorar con crema batida a punto chantillí y trozos de prailé.