lunes, 26 de septiembre de 2011

Granada Poderosa antioxidante

INGREDIENTES
ZUMO DE NARANJA Y GRANADA
• 4 naranjas
• 2 granadas
• 2 cucharadas de azúcar

PREPARACIÓN

Exprimir las 2 frutas con un exprimidor y mezclar ambos jugos en una licuadora con las cucharadas de azúcar y un poco de hielo.

La granada es un producto natural que por sus propiedades nutritivas está al servicio de la salud. Esta fruta, propia del otoño y el invierno, posee una piel gruesa de color escarlata o dorada con tono carmesí en el exterior y una gran cantidad de semillas internas rodeadas de una jugosa pulpa de color rubí.


Investigaciones recientes atribuyen a este alimento (sobre todo al zumo) una poderosa capacidad antioxidante, mayor incluso que la del té verde o el vino, que ayuda a combatir enfermedades cardiovasculares, neurodegenerativas y cáncer. Rica en agua y potasio, la granada se convierte a la vez en la gran aliada de las dietas para perder peso y evitar la retención de líquidos.

PODER NUTRITIVO. La granada es rica en gran cantidad de nutrientes, entre los que destacan varias vitaminas del grupo B (en especial la riboflavina, también conocida como B2), la vitamina C, y el betacaroteno (que como sabes, es precursor de la vitamina A), explica el nutricionista, Antonio Moreno.


La fibra que aporta al consumirla es primordialmente insoluble y colabora con el adecuado vaciamiento intestinal evitando el estreñimiento.


Al mismo tiempo, la fibra reduce la absorción de colesterol, por lo que se ha comprobado que disminuye sus niveles en sangre, produciendo un efecto similar con la glucemia.


Cabe destacar que las granadas no están recomendadas para los que sufren de insuficiencia renal.

USO MEDICINAL. Un dato interesante es que en la medicina natural, utilizan la granada como remedio contra la tos, la diarrea, la fiebre y el dolor de estómago. Eso sí, es una fruta que se debe comer con cuidado y mucha comodidad, porque la tinta de su jugo es intensa.

EXPLOSIÓN EN LA COCINA. A su vez, el chef Alejandro Vargas sostiene que la versatilidad de esta fruta queda patente en las diversas maneras en que puede consumirse. "Además de tomarla sola, se emplea como un ingrediente más en recetas de ensaladas, macedonias de frutas, sopas, salsas, sorbetes y confituras. También se toma fusionada en guarniciones de carne y pescado, dándoles un ligero toque agridulce", añade.

EL SECRETO DE SU USO. Uno de los mayores problemas que presenta la granada al consumirse es la extracción de los granos de su envoltura interior. Una forma fácil de extraer los granos de las granadas consiste en partir la fruta por la mitad, tomar media granada, apretar un poco para que se aflojen los granos, y sobre una fuente o plato, con el corte hacia abajo, se la golpea en la piel con el mango de un cuchillo grande (o similar) mientras se le va dando vueltas con la mano.

FRUTA AFRODISÍACA. Su riqueza en manganeso puede justificar la fama de fruta afrodisíaca, pues vitaliza el sistema nervioso y las hormonas sexuales, en temporadas pasadas se recomendaba su consumo para las personas que querían aumentar su fertilidad.

CONSEJOS

1 ELECCIÓN. Es muy importante que la piel esté dura y tersa y que tenga un color vivo con matices marrones. Se puede abrir cuando la cáscara adquiere un tono pardo.

2 EN LA BELLEZA. Hay productos de belleza elaborados a base de zumo de granada, que son aplicados en los tratamientos de antienvejecimiento y que ayudan a mejorar el aspecto de la piel.

3 CONSERVAR. Perfectamente se puede conservar a temperatura ambiente hasta 15 días y en la nevera aguanta incluso un mes. Es mejor pelarla antes de su uso para evitar que se eche a perder antes de tiempo.