martes, 24 de enero de 2012

El orégano es un poderoso antioxidante y con grandes propiedades curativas

TORTILLA DE QUESO
AL ORÉGANO
INGREDIENTES
(4 PERSONAS)
•8 huevos
• 40 g de queso en lonchas
• 2 ramitas de cebollino
• 1 ramillete de hojas de orégano
• 20 ml de aceite
• 1 pizca de sal
• 1 lechuga
• 1 zanahoria rallada (puede ser de bote)

PREPARACIÓN

Limpie el cebollino y el orégano y los pica finamente. Batir los huevos en un recipiente. Añadir las hierbas bien troceadas a los huevos.

En una sartén con un poco de aceite caliente vierta la mezcla de los huevos, y una vez que empieza a cuajarse añada la sal y el queso y enrolle en forma de bollo. Asegúrese de que quede bien cuajada pero no seca. Acompañe con una ensalada de lechuga y zanahoria.

Seguramente siempre ha visto al orégano como una de esas simples hierbas que solamente sirven para condimentar un poco las comidas. Pero lo cierto es que detrás de esta especie, se encuentran una gran cantidad de propiedades, que pueden ser bien aprovechadas por el ser humano.

Según estudios, el orégano es una de la plantas antioxidantes más potentes que existen ayudando mucho a la prevención del cáncer. De hecho, comparado con algunas frutas, tiene un efecto mucho más potente que las manzanas, las naranjas y los arándanos.

BENEFICIOS CURATIVOS. Según detalla el nutricionista Juan Velarde, el orégano debido a las propiedades digestivas, facilita el procesos de digestión. "Por lo anterior es muy útil para tratar casos de estreñimiento. Además su consumo ayuda a eliminar problemas de flatulencia acumulados en el tubo digestivo", añade.

Por otro lado los aceites esenciales del orégano son muy útiles para tratar casos de tos excesiva causada por resfriados y bronquios en general, también sirven para tratar los síntomas premenstruales y los problemas de artritis.

AROMA EN LA GASTRONOMÍA. A su vez el cheff Óscar Menacho sugiere combinar el orégano con otras hierbas aromáticas, "especialmente, con perejil, romero, salvia o tomillo. Antes de ponernos a cocinar con estas especias, debemos recordar que un uso abusivo de las mismas puede arruinar nuestros guisos. Se debe optar por un toque suave que proporcione el sabor en su justa medida", agrega. Entre los alimentos que mejor combinan con el orégano está la pasta y la pizza, pero además, esta hierba es una gran aliada para dar un nuevo sabor a las salsas, "por ejemplo a la de tomate, y a las ensaladas. Pero siempre se puede innovar con nuevas mezclas: los guisos más tradicionales de pescados, verduras y, por supuesto, carnes, tendrán un nuevo compañero si se incluye unas hojitas de esta planta", dice Menacho.

CON MEDIDA. Por otro lado, Velarde enfatiza que el orégano es un remedio fuerte y aromático. "No se recomienda, por ello, su uso en las mujeres embarazadas ni los niños" destaca.

1 ALIVIA DOLORES. El aceite de orégano actúa como desinflamatorio, ya que es muy eficiente realizarse masajes en ciertas zonas del cuerpo con la finalidad de reducir los efectos del reuma, de la artritis y de la artrosis.

2 PARA EL BAÑO. A una olla de agua hirviendo añadir un par de manojos de sumidades florales (los extremos de los tallos que contienen hojas). Dejar reposar media hora y verter en el agua del baño, es un buen calmante .

3 INFUSIÓN. Para tos, bronquitis o asma, coloque en una taza las hojas y flores de orégano con agua caliente, deje reposar por 10 minutos tapado para que desprenda las propiedades. Colar y endulzar con miel.