viernes, 13 de enero de 2012

Filete crocante

Desde hace tiempo se sabía que poblaciones que consumían cantidades importantes de pescado o animales marinos tenían baja incidencia de afecciones cardiovasculares.

El pescado es entre las carnes, el que goza de un prestigio muy bien ganado, es sinónimo de alimento saludable por sus infinitos beneficios para la salud, que van desde la eficacia contra la artritis hasta la prevención de problemas cardíacos. Pero para que realmente nos haga bien, hay que saber qué especie comprar y cómo prepararlo.

Por tal motivo cuando vaya al mercado escoja uno que esté terso, con los ojos brillantes, sus escamas deben estar adheridas a la carne firme.

Si tiene la oportunidad de presionar con sus dedos la carne y no se hunden significa que el pescado es fresco y lo puede llevarlo a su casa con toda confianza.

El pescado fresco es un alimento sabroso, muy nutritivo e ideal para la nutrición de su familia.



FILETE DE PESCADO // al horno

INGREDIENTES:

4 filetes de pejerrey, 1 taza de pan molido,

1 cucharada de perejil picado, 2 dientes de ajo picado, 2 cucharadas de queso rallado y 2 huevos; aceite, sal y pimienta lo necesario.

PREPARACIÓN

Condimentar los filetes con sal y pimienta y reservar para después.

Colocar el pan molido, el perejil, el ajo y el queso rallado en un recipiente y mezclar.

Salpimentar los huevos y batirlos con un tenedor o un batidor de mano hasta que tomen un color uniforme.

Pasar los filetes por el pan rallado o untarlos hasta que queden completamente cubiertos del mismo.

Retirar el exceso de pan molido de los filetes, pasarlos por la preparación hecha con los huevos y la pimienta, y volverlos a pasar por el pan molido.

Untar una placa para horno con aceite de oliva, de manera que quede cubierta toda la superficie.

Acomodar los filetes en la placa para horno.

Una vez acomodados los filetes, rociar con un hilo de aceite.

Encender el horno a temperatura moderada y dejarlo calentar por unos minutos.

Introducir las placas con los filetes de pescado en el horno precalentado a temperatura caliente por 15 minutos o hasta que estén cocidos y firmes.

Espolvorear con hojas de perejil picado de manera muy fina o puede variar usando orégano.