sábado, 21 de enero de 2012

La ciruela contiene un poder depurativo y es rica en la cocina

INGREDIENTES
•250 grs. de ciruela pasa
•2 cdas de mostaza
•1 cda de salsa catsup (salsa de tomate frito)
• harina de trigo, la necesaria
•1 cubito de consomé de res


PREPARACIÓN

Hierva las ciruelas pasas en ½ litro de caldo de res.

Cuando estén tiernas, póngalas en la licuadora y agregue la mostaza y la salsa catsup.

Espésela con la harina de trigo.

Esta salsa es suculenta sobre deliciosos cortes de cerdo y acompañarlos con puré de papa, verduras al vapor y un aromático vino tinto

Entre su sabor dulce y ácido esconde un sin número de beneficios aunque el más destacado es su acción laxante sobre el intestino, se trata de las ciruelas que son considerada como una de las frutas más características del verano y que a estas instancias ya comienza a posesionarse en los mercados de la ciudad.

Según detalla Esther Valdez Virieux, nutricionista de Nestlé Nutrition Bolivia, "Todas las variedades de ciruelas poseen una composición muy similar, que se diferencia únicamente por su contenido en azúcares y por el tipo de colorante natural que contienen, del que depende el color de la piel y de la pulpa", dice.

También se conoce que la ciruela es muy pobre en proteínas y en grasas. "En cuanto a vitaminas y minerales, contiene una proporción muy equilibrada de todos ellos (excepto la B12), aunque en pequeñas cantidades" describe Valdez.

DOS COMPONENTES. En la composición de la ciruela destacan 2 componentes no nutritivos, que explican su acción laxante sobre el intestino, dice la explicación:

La fibra vegetal: que es de tipo soluble, esta compuesta mayormente por pectina. Las ciruelas frescas contienen 1,5%, mientras que las secas cerca del 7%. La pecticina es un hidrato de carbono complejo que absorbe agua en el intestino, aumentando así el volumen de las heces y favoreciendo la evacuación. También absorbe el colesterol y sales biliares, que son eliminados así con las heces.

También está la dihidroxi-fenil-isatina: que tiene como función estimular suavemente los movimientos peristálticos del intestino, facilitando el tránsito de las heces en su interior.

DEPURATIVA Y MUCHO MÁS. Según destaca la nutricionista, "La ciruela es suavemente diurética, depurativa y desintoxicante". También tiene aplicaciones curativas como en el estreñimiento, prevención del cáncer de colón y exceso de colesterol.

SABROSA COMBINACIÓN. La carnosidad de este fruto puede utilizarse para preparar confituras, mermeladas y gelatinas. También pueden añadirse a deliciosas salsas agridulces que acompañan carnes y crepes, entre otros.

1 AL ELEGIRLA. Al comprar ciruelas hay que asegurarse que sean firmes, que no estén estropeadas y que estén cubiertas de un ligero polvillo mate, una vez ha alcanzado su punto de sazón, no dura más de dos o tres días.

2 EL CUIDADO. Si se compran verdes, conviene dejarlas a temperatura ambiente para que maduren. Antes de consumir las ciruelas, conviene lavarlas con cuidado ya que normalmente se consumen con piel.

3 ZUMO. Lava 3 ciruelas, saque la semilla de su interior y sin retirarles la piel, pásalas por la licuadora. Añada un chorrito de jugo de limón y corriga el punto de dulzor. Es preferible tomar el zumo por la mañanas.

VALOR NUTRITIVO

» CADA 100gr
» Calorías 45 kcal
» Hidratos de carbono 11gr
» Fibra 2,1gr
» Potasio 190 mg
» Magnesio 8 mg
»Calcio 14 mg