sábado, 28 de enero de 2012

PIMIENTOS RELLENOS DE CARNE

INGREDIENTES

14 pimentones para rellenar, 500 grs. de carne picada, 7 cucharadas de salsa bechamel, un poco de harina, 200 grs. de nata líquida baja en grasa,



1 cucharada de tomate frito, 1 cucharada de aceite, especias (tomillo, orégano y pimienta blanca).

PREPARACIÓN

En una sartén antiadherente con el fondo pintado de aceite, hacer la carne durante 10 minutos dando vueltas. Añadir la cucharada de tomate frito, cinco cucharadas de salsa bechamel, un poco de sal y las especias, formando con ello una masa consistente.

Escurrir muy bien los pimientos e ir rellenando 12 de ellos con la masa de la carne. Reservar los dos pimientos restantes para la salsa. Rebozar en harina cada pimiento, especialmente la zona de relleno, para evitar que se salga. Colocarlos cuidadosamente en una fuente resistente al horno.

En un cazo aparte, poner al fuego suave la nata líquida y los dos pimientos

restantes muy triturados. Añadir un poco de sal, nuez moscada y/o pimienta blanca y dar unas cuantas vueltas con una cuchara de madera para que no se pegue.

Cubrir los pimientos con la salsa y meter al horno, previamente calentado a 200 ºC, durante 20 minutos.

SALSA BECHAMEL

El inicio de la elaboración de la salsa es la preparación de un roux blanco, es decir una mezcla de manteca o mantequilla a la que se añade harina. A partir de ahí la cantidad de leche o crema dependerá de la textura final que quiera darse. El lácteo tiene que añadirse en cantidad suficiente Para evitar la formación de grumos,

es imprescindible que el proceso de

cocción se realice a fuego lento, vertiendo la leche poco a poco y removiendo según se vaya ligando con la harina. Se debe

entender que cuanto más lácteo se vierta durante su elaboración más diluida saldrá la textura de la salsa final.