sábado, 3 de marzo de 2012

Dietas y consejos para desintoxicar el organismo

Los nutricionistas y médicos aseguran que es mejor prevenir que lamentar. Sin embargo, luego de los atracones hay formas de limpiar el cuerpo de los excesos

Después de los excesos de bebidas y de los atracones de comida durante las fiestas de fin de año, el mes de enero es ideal para recuperar el equilibrio de la dieta. En este sentido, nutricionistas y médicos brindan algunos consejos y sugerencias, además de un menú especial para desintoxicar el organismo y evitar complicaciones.

Estas recomendaciones, indican los especialistas, no deben quedar en propósito, puesto que según recientes estudios, más del 30% de la gente en el mundo tiene problemas de obesidad y más de la tercera parte presentan sobrepeso. Pero tan importante como perder peso es desintoxicar el organismo al que se lo somete a un peligroso exceso.

Para el endocrinólogo Douglas Villarroel las fiestas de fin de año son fechas en las que generalmente las comidas son abundantes y se abusa de los alimentos grasos, la carne, las salsas, las frituras, el jamón, el queso, los dulces, los chocolates, los helados, etc., sin olvidar el vino, la cerveza, los refrescos azucarados con gas y todo tipo de bebidas alcohólicas.

Como consecuencia de esta ingesta excesiva de grasas, azúcar y alcohol se acumulan en el organismo toxinas, colesterol y ácido úrico, elementos que pueden agravar o dar lugar a problemas de sobrepeso, obesidad, arteriosclerosis, problemas cardiovasculares, diabetes, gota, etc. “Luego de haber probado tantas delicias, acompañadas, seguramente, de bebidas alcohólicas, el cuerpo pide a gritos un descanso”, dice.

La nutricionista Rita Medina asegura que en las fiestas de fin de año muchas personas olvidan que el alcohol es un potente degenerador del hígado. Debido a esto y a la ingesta de alimentos que suelen acompañarse durante su consumo, se producen serias complicaciones. “Algunas personas antes de beber incluso se auto medican con los llamados protectores hepáticos que aunque tienen esta función, no sirven como preventivos ni curativos para el hígado.

Consumo de alcohol
Explica que diariamente el organismo absorbe y produce toxinas. Para ocuparse de las que absorbe del exterior (contaminación ambiental, de los alimentos, bebidas alcohólicas, etc.) y de las que él mismo crea (radicales libres, bacterias intestinales, parásitos, etc.), cuenta con un mecanismo, el sistema desintoxicante.
“Tenemos dos enzimas hepáticas que se encargan de convertir el alcohol en una sustancia inocua: el alcohol-deshidrogenasa y el citocromo. Pero esto a menudo no es suficiente y ello a la larga puede repercutir en la salud de la persona”, señala.

Alimentos
Para contrarrestar los efectos negativos de las bebidas alcohólicas y el exceso de comida, Rita Medina recomienda algunos alimentos que mejor cumplen la función de desintoxicar y limpiar el organismo, entre ellos están los vegetales verdes, las frutas, los limones, el ajo, el berro, el brócoli, entre otros.

Bastante líquido
La nutricionista Gabriela Limón aconseja que para aumentar el efecto desintoxicante de estos alimentos se consuma bastante líquido, por lo menos unos tres litros al día, empezando por la mañana a primera hora, cuando todavía no se ha ingerido ningún alimento, dado que es cuando los órganos depurativos están más activos.
Asimismo, Rita Medina indica que se beba entonces un gran vaso de agua templada (si quieres con un poco de zumo de limón) para favorecer la eliminación de los desechos que el organismo ha ido produciendo durante la noche.

Plantas depurativas
También existen plantas que ayudan a la eliminación de toxinas. Existen las diuréticas, laxantes, digestivas y diaforéticas como por ejemplo: el poleo, el boldo, cedrón, pelo de choclo, cola de caballo, alcachofa, té de piña, té de manzana, linaza y otros. “Estas combinadas son muy depurativas y activan las funciones de eliminación del organismo. Se preparan en infusión y pueden tomarse 1 o 2 veces al día, mejor antes de las comidas”, recomienda Rita.

Dieta desintoxicante
Gabriela explica que luego de los atracones es importante seguir un régimen desintoxicante. En este sentido sugiere la dieta dex, que sirve para desintoxicar el organismo y generalmente se la hace cuando se ha ingerido exceso de comida, bebida y se ha hecho una mala combinación de alimentos.
“El objetivo de la dieta dex en sí no es la pérdida de peso, pero si ayudará mucho a bajar esos kilitos de más que subieron durante las fiestas de fin de año”, afirma Gabriela.
Agrega que esta dieta debe seguirse máximo por cinco días. Su objetivo es limpiar el organismo y eliminar la pesadez por el abuso de la comida y bebidas alcohólicas. Destaca que la dieta dex es rica en fibra, vitaminas y minerales.
A su vez la doctora Jacqueline Méndez, de X-Libra, asegura que una dieta de desintoxicación proporciona al cuerpo entre 600 y 750 calorías al día, razón por la cual no es recomendable realizarla durante varios días seguidos.
Añade que lo permitido para adicionar a una dieta de desintoxicación es: té de frutas, refrescos de frutas naturales, agua (dos litros como mínimo), té verde y gelatina dietética en la cantidad que se desee.

Recomendaciones
Douglas Villarroel sugiere el consumo de frutas y vegetales frescos y en jugos, además de cereales integrales y pescado. Es importante comer sano y moderadamente, evitar los embutidos y las frituras, reducir el consumo de sal, tomar té de manzanilla en vez de café, beber abundante agua, dado que no contiene calorías y desintoxica el cuerpo, y realizar ejercicios.
A veces, las personas no somos concientes de lo que podemos llegar a consumir en las noches de fiesta, para que tengan una proporción, en una cena navideña o de fin de año se consumen calorías equivalentes a cinco días.

Alimentos desintoxicantes

• Vegetales de hoja verde: crudos, en caldo y sopas, o en jugos, de cualquier modo, inclúyelos siempre en la dieta. Su clorofila ayuda al organismo a deshacerse de toxinas (pesticidas, restos metálicos) propios del ambiente, y protegen, a su vez, al hígado.
• Limones: ricos en vitamina c, considerada una vitamina desintoxicante. Ayuda a convertir las toxinas en sustancias solubles en agua, lo que hace que puedan ser eliminadas más fácilmente.
• Berros: tienen un efecto diurético que ayuda a eliminar cualquier sustancia residual del organismo. Además, son ricos en minerales.
• Ajo: además, de los beneficios para el corazón, también activa ciertas enzimas del hígado que pueden ser útiles para el proceso depurativo del organismo.
• Brócoli: este vegetal es una excelente fuente de enzimas anti-cáncer, además de contener vitaminas C y beta carotenos, potentes antioxidantes.
• Semillas de sésamo: se sabe que son muy buenos protectores del hígado, previenen el daño de sus células producido por efecto del alcohol y otras sustancias químicas.
• Repollos: son ricos en fibras solubles. Ayudan a barrer las toxinas y el colesterol, y a deshacerse de ellas.
• Frutas: todas ellas, aportan todo tipo de vitaminas, destacándose la C, fibras de calidad, y todo tipo de antioxidantes esenciales para mantener el cuerpo libre de radicales libres y otros residuos.

DIETA DEPURATIVA

Dieta de frutas o de desintoxicación

Desayuno
1 de té o infusión, con una rodaja de limón endulzado con edulcorante. 1 ½ taza de ensalada de frutas (ver listado y cantidades de frutas).
Media mañana

1 vasito de yogur light. Gelatina dietética.

Almuerzo
1 ½ taza de ensalada de frutas. 1 vasito de yogur light. Té o infusión.

A media tarde
1 vasito de yogur light. Gelatina dietética.
Cena
1 ½ taza de ensalada de frutas. Té o infusión.

Antes de acostarse
1 fruta o gelatina dietética.
Lo ideal es realizar la ensalada de frutas una sola vez y dividirla en 4 porciones, utilizando 2 mandarinas o naranjas. 3 rodajas de piña. 2 manzanas. 10 frutillas. 15 uvas. 2 kiwis. 4 ciruelos. 300 gramos de papaya. 3 duraznos.

Para tomar en cuenta

Es aconsejable ingerir un suplemento de suero de leche, porque es muy depurativo y a la vez mantendrá la flora intestinal, estimulará las defensas y evitará el riesgo de estreñimiento o diarrea.
Tomar vitamina C. Los jugos de frutas con vitamina impiden la oxidación celular, reduciendo así los efectos del alcohol. También el jugo de tomate está indicado.
La vitamina B6. Frenará los daños al hígado realizados por el alcohol.
La dieta debe ser preferentemente de alimentos antioxidantes como frutas y verduras, si es posible orgánicos.
Excluir de la dieta los alimentos que causan alergia o intolerancia alimentaria (leche, pan, etc.).
No debe contener frituras, alimentos ni comidas grasosas, a excepción del aceite de oliva.