viernes, 16 de marzo de 2012

Los beneficios de la Alcachofa

Esta planta no es muy consumida en nuestro medio, a pesar de ello, su uso en la preparación de sopas hace que éstas tengan un aroma y sabor agradable, altamente nutritivo por las sales de potasio, cloruros, calcio, sulfatos y hierro.

Estudios realizados por Chabrol, Rosa y Chatin demostraron que los extractos de alcachofa tienen un empleo terapéutico, que están en condiciones de aumentar el flujo biliar. Hicieron también experiencias que demostraron sus efectos en la orina, heces y la pigmentación de la piel.

La acción de la alcachofa actúa directamente sobre las células hepáticas (hepatocitos) estimulando la secreción y no provocando fenómenos espasmódicos a nivel de las vías biliares. La alcachofa también está dotada de una acentuada acción diurética.

También han dado buenos resultados para casos de oliguria y anuria (escasez o ausencia total de emisión de orina), sea de origen infeccioso (nefritis aguda) o toxica. Su efecto diurético puede provocar un aumento de la cantidad de orina hasta un 100% sin gran modificación de su peso especifico. Así también lograron óptimos resultados en pacientes cirrosicos, y enfermos del corazón con disnea y edemas periféricos. Tixier y Eck, llegaron a la conclusión que la alcachofa estimulando el hígado, mejora además la captación de las moléculas de proteínas y por lo tanto el aumento de la elaboración y el metabolismo. En otras palabras la alcachofa aumentaría la función urogenética del hígado y estimularía en concordancia el epitelio renal. Es importante destacar que también tiene una acción contra el colesterol, toda vez que mejora la función del hígado y favorece la remoción del colesterol.

Se ha notado una cierta acción reductora de la glicemia ejercitada por la alcachofa administrada en ayunas.Lo cual se debería a una enzima, una “oxidasa” contenida en la planta que llegaría a aumentar y acelerar la oxidación de los hidratos de carbono. A esta convicción arribaron los investigadores, después de haber experimentado sobre 105 pacientes diabéticos (subdivididos en tres grupos, según los valores de glicemia). Si bien no sustituye la insulina, es útil para diabéticos no insulino dependientes.

Indicaciones y contraindicaciones

La alcachofa es una planta cuya utilidad terapéutica es fundamental en todas las formas de insuficiencia hepática leve, media y grave, en la hepatitis crónica, activa o persistente, en cirrosis y hepatopatías toxicas. Muy útil igualmente en enfermedades renales, gracias a su acción diurética. La alcachofa no contiene ningún efecto colateral digno de relieve clínico, únicamente por específicas intolerancias.

MODALIDAD DE USO

Uso interno

Extracto fluido para tintura: Utilizar de 0.5 a 2 grs. Por cada dosis. Tomar 2 a 3 veces por día.

Jugo fresco: Extraer 2 cucharadas de este jugo y tomar 2 a 3 veces por día.

Uso externo:

Cocimiento de hojas o rizomas: Colocar un puñado de hojas frescas en un recipiente con ½ litro de agua. Hervir durante 5 minutos. Dejar 5 a 8 minutos en reposo y luego colar. Embeber un paño limpio con el cocimiento y colocar sobre la zona afectada. Alivia o desinflama dolores reumáticas articulares y edemas.

Bibliografía: Terapias Naturales. Dr. Biagio Tinguino Publicaciones Rayos de Luz

Por T.S. Mario José Larrea Cayo y Lic. Dafneé Sossa Tintaya

Cel. 70552672