martes, 3 de abril de 2012

Irish Pub. Nos adentramos en uno de los bares de origen irlandés de nuestra ciudad

El Irish Pub además de ofrecernos una variedad en comida, cafés, jugos, gaseosas, también nos propone en nuestra tradicional sección de bebidas de los jueves, tragos que no pasan desapercibidos. Para este "viernes chico" o para el resto de las noches del fin de semana les presentamos 3 deliciosos tragos de la casa, el Bloody Mary, el Wild Irish Rose, y el místico Café Irlandés, que los puede encontrar en este lugar ideal para sentarse un rato a disfrutar con amigos o en pareja.

El trago top. Sin duda alguna hablamos del Café Irlandés, según el barman de la casa, Nelson Capiona, esta es una bebida vistosa creada a base de una mezcla que le da un sabor peculiar y exquisito. Existen muchas historias sobre su origen pero lo que sí es certero es que el “Irish Coffee” surge en Irlanda a mediados del siglo XX y se hizo famoso en el Shannon International Airport.

1.- Bloody Mary
Antes de iniciar su preparación, conviene escarchar el borde del vaso con sal gorda mojada con limón. Los ingredientes son vodka, stolichnaya, jugo de tomate, sal, apio, salsa inglesa. Proceda a mezclar todo en una coctelera y sirva. Puede decorar con una rodaja de limón. Es muy importante removerlo bien rápido para enfriar y que no se nos derritan los hielos. Dicen que es perfecto para combatir las resacas.

2.- Wild Irish Rose
Es uno de los cocteles más famosos y exquisitos del mundo, rápido, fácil y sencillo. Como ingredientes coloque 1 medida de whisky irlandés "Jameson", 1 cucharada de granadina, jugo de 1/2 limón, y soda. Para su preparación vierta el whisky, la granadina y el jugo de limón en un vaso alto con hielo. Mezcle y complete con soda. Se puede decorar con una rodaja de limón y una cereza.

3.- Café Irlandés
Esta es una bebida vistosa creada a base de una mezcla que le da un sabor peculiar y exquisito. Simplemente tenga a mano café negro, crema, y whisky irlandés "Jameson". Primero se le echa el azúcar al whisky y se calienta a punto de hervir para hacerlo más denso y evitar que se mezcle con el café; luego se hace el café, luego se va sirviendo el café poco a poco evitando que se mezcle y por último se le agrega la crema.