viernes, 9 de noviembre de 2012

¿CUÁL ES EL ORIGEN DE LA PASTA?

Aunque no existe un dato exacto la historia nos cuenta que la pasta se hizo conocer gracias a los italianos, especialmente del Sur de Italia: toda la zona de Nápoles, ya que ellos serían los que se han ocupado de potenciar las preparaciones de pasta, hasta el punto de que se ha convertido en la base de su gastronomía.

La pasta, no obstante, se cree que procede de China y que fue Marco Polo quien la trajo a occidente, (aunque también se le atribuye a los Etruscos). Por supuesto, no todas las pastas son de trigo; en China, por ejemplo, se hace principalmente de arroz.

Hacer una pasta es muy sencillo, se trata de una masa hecha a base de harina, agua y sal y poco de aceite, a la que se le pueden añadir otros ingredientes. Se amasa con facilidad: se pone una montaña con la harina, se hace un hueco en el medio, se añade el agua, los huevos batidos si queremos que lleve y un poquito de aceite, se mezcla hasta que sale una bola que quede brillante, se deja reposar 10 minutos, después se estira la masa dejándola fina y después se corta.

Hay máquinas muy sencillas en las que se pone la plancha de masa y salen los espaguetis.

Esas planchas sirven también para hacer canelones y lasaña.

Es laborioso de hacer, pero a los niños les encanta, y la pasta hecha en casa es mucho más rica.

Preparar las sencillas para entre semana, especiales para cuando tengas invitados, es ser inteligente para ajustarse a un estilo de vida sana.

Las variedades finas quedan mejor con salsas de consistencia ligera, con base de tomate o caldo, que simplemente cubran los fideos.

La lasaÑa que es la pasta más ancha de todas, no sirve para enroscar con el tenedor: utilízala en capas, o en platillos horneados.