lunes, 24 de diciembre de 2012

Galletas con sabor a Navidad

En estas fechas es imposible no ver en casi todas las pastelerías/dulcerías las famosas galletas de jengibre, así que no podía dejar de poner una de las tantas recetas que hay para hacer estas típicas galletas.

La tradición de las galletas tiene su origen en Roma y viene de la costumbre navideña de repartir panes y bollitos de miel.

En ese imperio, durante las Saturnales, se eliminaban las barreras entre esclavos y hombres libres. Los papeles se invertían por unos días y los señores agasajaban a sus servidores con manjares, entre otras cosas, porque si no lo hacían atraían la mala suerte.

Del siglo XIX data el horneo de galletas en su forma actual y en los siglos anteriores sólo las personas acaudaladas se podían permitir comprar estos dulces a los vendedores ambulantes o a los panaderos.

Con el tiempo esta tradición culinaria se fue esparciendo al mundo entero.
Galletas de Jengibre un dulce sabor a la hora del té
INGREDIENTES


1 taza de mantequilla a temperatura ambiente, 1 taza de azúcar moreno, 1 huevo, 1/2 taza de miel, 4 tazas de harina, 2 cucharaditas de canela en polvo, 2 cucharaditas de jengibre molido, 1/4 cucharadita de clavo molido, 1 cucharada levadura en polvo.
PREPARACIÓN

Se bate la mantequilla junto al azúcar hasta que tenga una consistencia cremosa. A ella se agrega el huevo y la miel y se la incorpora a la mezcla.

Se procede de igual manera con la harina, la levadura y las especias. Tratando de obtener una mezcla homogénea.

Dejamos la masa reposar en frío envuelta en plástico durante unas horas.

Solo queda hornear las galletas. Para ello se precalienta el horno a unos 200ºC.

Mientras tanto con un uslero se extiende la masa en una superficie que tenga un poco de harina, para evitar que se peguen; y se aplana la masa hasta lograr el grosor de la galleta.

Tenga en cuenta que cuanto más fina esté la masa, menos tiempo de horno necesitará.

Cortamos la galleta con un cortapastas o si prefiere con moldecitos de la época.

Se colocan en una bandeja de horno, previamente se forra con papel de hornear y en unos seis a ocho minutos tendremos las galletas.

Finalmente se coloca una decoración de acuerdo a la temporada o simplemente una capa de azúcar impalpable.