domingo, 20 de enero de 2013

Jamón

En nuestro país la elaboración del jamón serrano se ha convertido en una tradición en el departamento de Tarija, donde poco a poco se enfatiza para lograr una producción más artesanal y cada vez de mayor calidad logrando de este modo apoderarse del paladar gourmet de varios comensales.

Los jamones tarijeños se elaboran a partir de una estricta selección de piernas de cerdo con un peso que oscila entre 8 a 12 kilos. Estas piernas se someten a un proceso de salado de 10 a 15 días para luego someterlos a temperaturas frías, una tarea que dura entre 6 a 12 meses, tiempo en el que además deben recibir el secado o ahumado correspondiente para finalmente ser degustado.

La receta del jamón, que hasta hace poco más de una década, era el secreto mejor guardado de algunas familias chapacas, se extendió gracias a la Universidad en una feria anual del jamón.

El jamón serrano es recomendable para retardar la aparición de fatiga en los deportistas por sus contenidos en vitaminas B1 y B6, minerales, fósforo, hierro, potasio y zinc, además, contiene ácidos grasos insaturados.

No necesita colorantes es digestivo y sano.

A pesar de estar curado con sal ligeramente contiene este mineral. Un par o tres de longas equivale a 3gr. de sal semanales.

Jamón: nombre genérico del producto obtenido de las patas traseras del cerdo, salado en crudo y curado de forma natural.

Las dos variedades más conocidas de jamón son el jamón ibérico y jamón serrano.

Tarija es pionera en nuestro país en la producción de jamón serrano.