viernes, 11 de enero de 2013

Mesa Buffet, un placer a los sentidos

Se viene una época de celebraciones, por lo que en este capítulo daremos algunas pautas para recibir amigos y familiares en la comodidad de la casa con una cena buffet.

Un buffet consiste en mesas instaladas de diferentes formas, siempre fáciles de acceder, vestidas con diversos arreglos y servidas en un ángulo o espacio determinado de la casa con una variedad de preparaciones para que los invitados se atiendan personalmente. Para este propósito, los alimentos se presentan en samovares (calentadores), fuentes, bandejas, etc., con sus respectivos cubiertos de servir.

Además se colocan a la vista del comensal, todo aquello que pueda necesitar para su servicio, como platos, cubiertos, servilletas copas, vasos, etc. En muchos casos se incluye una mesa de quesos con variedades de panes.

En una mesa de buffet, las posibilidades son infinitas: desayuno buffet, almuerzo buffet, o cena buffet. El buffet puede ser, frío, caliente, o mixto. Los alimentos presentados deben ser sencillos, fáciles de servir y de comer, la característica principal de un buffet es que se pueden servir varios alimentos en un mismo plato.

El buffet tiene la ventaja de que se puede invitar a un mayor número de personas del que se podrían sentar a una mesa, aunque es necesario tener en cuenta el espacio disponible de la casa, ya que cada invitado deberá contar con un lugar cómodo para sentarse, colocar su plato y su copa. /

TIPS

• Debe ser variado. Se debe presentar un menú extenso balanceado en colores, sabores y texturas.

• Puede constar de entremeses como cocteles, quesos, carnes frías, crepes, pastas, arroz, pescado, cerdo, aves, res, ensaladas, verduras, etc.

• No debe presentar sopas.

• No debe ofrecer carnes difíciles de cortar.