jueves, 28 de febrero de 2013

Repollo con pasas y manzana

INGREDIENTES

1 repollo morado

2 cebollas

3 manzanas

1 copa de vino dulce

Vinagre de manzana, cantidad necesaria

Una ramita de canela

50 grs. de pasas

Aceite de oliva

PREPARACIÓN

Lavar el repollo, cortarlo en juliana fina y hervir con agua, dos cucharadas de vinagre y media cucharada de sal durante 20 minutos. Escurrir y reservar.

Colocar las pasas en un bol, cubrirlas con una copa de vino y dejarlas hidratar unos 20 minutos. Transcurrido el tiempo indicado, escurrir las pasas y reservar el vino.

Cortar la cebolla en juliana y rehogar a fuego lento en una sartén antiadherente con una cucharada de aceite y la ramita de canela. Cuando la cebolla empiece a dorarse, añadir la mitad del vino y el repollo. Tapar y dejar reducir unos 5 minutos a fuego lento.

Limpiar la manzana, secarla y cortarla en gajos, quitándoles el corazón. Calentar un poco de aceite en una sartén y saltear los piñones. Reservar. En la misma sartén, dorar los gajos de manzana un par de minutos por cada lado, hasta que tomen un color ligeramente dorado. Agregar las pasas, el resto del vino y dejar reducir 4 minutos.

Servir el repollo morado con la manzana y las pasas.

Un manjar lleno de beneficios

• Las uvas pasas, como su nombre indica, son uvas pasadas, secas, deshidratadas, ya que simplemente se dejan a secar hasta que se queda un fruto dulce y de color oscuro. Son ante todo una gran fuente de energía, ya que contienen altas dosis de

hidratos de carbono.

Por este motivo es muy recomendable su consumo en deportistas y personas que mantienen una alta actividad.