martes, 19 de marzo de 2013

Arroz

Es un cereal que por generaciones viene siendo el alimento base de una gran parte de la población mundial y es que es un complemento de los platos principales, además que nunca puede faltar en la mesa. Al contrario de lo que mayoría de la gente cree el arroz no engorda, sino que estos diminutos granos ayudan a combatir el sobrepeso gracias a su alto contenido en almidón, azúcar, complejo, cuyas moléculas, para ser transformadas, requiere de la acción de numerosas enzimas digestivas.

Este proceso que es largo y muy laborioso permite a la energía proporcionada por los cereales durar más tiempo y no provocar como sucede en el caso de los azúcares simples, niveles bajos de azúcar en la sangre, desencadenando una enorme sensación de hambre.

Como alimento, el arroz es nutritivo y de fácil digestión, y además no engorda: 50 gr. de arroz cocido contienen solamente 62 calorías.

Casi el 90 por ciento de su peso está integrado por elementos nutritivos tales como proteínas, hidratos de carbono, minerales grasas y vitamina B, aunque la mayor parte de esta última reside en la cascarilla, que sólo se conserva en el arroz integral.

Por sus características es preferido por los deportistas, y se recomienda consumirlo después de situaciones de desgaste físico y mental.Sin embargo, se debe moderar su consumo, ya que en exceso eleva los niveles de azúcar en la sangre.

Consumir dos a cuatro porciones a la semana, sin sal, controla la hipertensión, debido a su bajo contenido de sodio.

Es rico especialmente en vitaminas del complejo B. También tiene importantes cantidades de tiamina, niacina, fósforo, riboflavina y potasio.

Después de refinarlo se pierde hasta un 50 por ciento de los minerales y casi un 85 por ciento de los nutrientes, por ello es recomendable el consumo del arroz integral, ya que conserva parte del salvado de la cáscara.

t