domingo, 10 de marzo de 2013

Huevo

Es un alimento muy práctico y altamente nutritivo que debe formar parte de la dieta habitual, excepto que bajo alguna condición de salud o prescripción médica deba o haya sido excluido.

Los huevos resultan fáciles de preparar, combinar y consumir ya sea como parte principal o como ingrediente de todo tipo de platos como desayunos, ensaladas, pastas y postres.

Los huevos que habitualmente consumimos son de gallina, pero también sabemos que podrían ser de pava, codorniz, avestruz, etc.

Puede ser parte de una dieta sana. Es un alimento que contiene todos los aminoácidos esenciales para el hombre. Además, está cargado de vitaminas (en especial vitamina B12, ácido pantoténico, biotina, Vitaminas D, A, B2 y niacina) y minerales (fósforo, zinc, selenio) y es relativamente bajo en calorías (hay 156 calorías en un huevo entero). El huevo también contiene grasa, que equivale aproximadamente a 213 mg. de colesterol. De ahí que de un tiempo para acá se haya vinculado al huevo con el aumento de los niveles de colesterol malo y las enfermedades cardiovasculares.

Por lo tanto se debe aclarar que se puede consumir una unidad de huevo diaria, si se goza de un buen estado de salud pero si tiene una enfermedad cardiovascular, el colesterol alto o diabetes, debe limitar el consumo diario de colesterol a menos de 200 mg. al día.

Un huevo al dÍa no hace daño si lo combina restringiendo el consumo de grasas saturadas y grasas trans en el resto de los alimentos.

Los huevos deben conservarse siempre refrigerados, y su duración es de aproximadamente 28 días desde la puesta.

Se los considera extra frescos cuando se limita su plazo de consumo hasta 9 días.