lunes, 25 de marzo de 2013

Macarrones con mejillones al vino blanco

INGREDIENTES

320 grs. de macarrones

500 grs. de mejillones frescos

1 copa de vino blanco seco

1 cebolla grande

1 cucharada de mantequilla

2 cucharadas de aceite de oliva

1 cucharadita de maicena

1 ramita de perejil

Sal

Pimienta

PREPARACIÓN

Hervir los macarrones en una olla con agua hirviendo y un poco de sal hasta que estén al dente. Disponer en un colador y pasar bajo el chorro del agua del grifo para detener la cocción. Escurrir y reservar. Limpiar los mejillones, retirando las impurezas adheridas a las conchas y las barbas. Desechar los que estén rotos o abiertos. Lavar la ramita de perejil bajo el agua, secar ligeramente con papel absorbente y picar con la ayuda de unas tijeras de cocina. Pelar la cebolla y picarla muy pequeña con un cuchillo afilado. Colocarla en una olla con dos cucharadas de aceite de oliva y dejarla sofreír.

Añadir los mejillones limpios, la copa de vino blanco y la cucharada de mantequilla y cocer durante 3 minutos. Retirar del fuego y separar los mejillones de las conchas. Disolver la maicena en medio vaso de agua fría, agregarla al caldo de cocer los mejillones y dejar reducir. Mezclar con los mejillones, los macarrones hervidos, un poco de pimienta y el perejil picadito.Disponer los macarrones en los platos de servicio y servir inmediatamente.

El mejillÓn

• Es un alimento muy versátil. Sirve como aperitivo o como plato fuerte y da sabor a sopas, arroces, etcétera... Acompañado de salsa (mayonesa, vinagreta, etcétera), se convierte en un plato muy sabroso. También es excelente simplemente abierto al vapor y condimentado con sal y pimienta. Por su bajo índice calórico, es ideal para aquellas personas que deseen llevar a cabo una dieta adelgazante sin renunciar a los placeres de la buena mesa.