jueves, 21 de marzo de 2013

Paceños comen más mariscos que pescados en Semana Santa

Según afirman una chef y varias vendedoras del mercado Rodríguez de La Paz, este año se confirmará una tendencia que ya se notó en pasadas gestiones: que los mariscos son más demandados que los pescados para los platillos típicos de Semana Santa.

La chef Viviana Cabrera observa que hace cinco años los mariscos no tenían tanta presencia en la mesa de los paceños. “Sólo la gente de la zona Sur adquiría los frutos de mar; ahora incluso la gente de las laderas consume estos productos, especialmente en esta celebración de Semana Santa”, sostuvo.

Rosario Valdés, una vendedora del mercado Rodríguez, coincide con la chef y agrega que en los últimos años sus clientes se han multiplicado, y por ello tuvo que incrementar su oferta de mariscos en los días previos a la celebración cristiana.

“Antes venían unas cinco personas por día; ahora hay más de 30 que me compran. Tenemos gran variedad de mariscos, como langostinos, calamares, camarones, camaroncillos frescos y secos, almejas y cangrejos, entre otros”, resalta.

Lo extraño de esta tendencia es que los frutos de mar son considerablemente más caros que los pescados. Una libra de mariscos varía entre 40 y 90 bolivianos, mientras que un sábalo grande, que alcanza para más gente, cuesta entre 40 y 70 bolivianos.

Sin embargo, para Carla Morales, otra vendedora del mercado, todo depende del producto y de la cantidad. Por ejemplo, “dos libras de langostino, que equivalen a 80 bolivianos, alcanza para ocho platos; en cambio para la misma cantidad de personas tienes que comprar dos sábalos y su costo puede llegar hasta 100”.

Según Cabrera, los platos que se pueden cocinar con mariscos son variados: desde el caldo de camarones hasta los camarones al tequila, el cebiche, los mejillones a la marinera y la paella, entre otros.

Pero no a todas las personas les gustan los frutos de mar, apunta. Para ellas -añade la chef- se puede preparar una trucha a la plancha, sábalo o pejerrey.

Según Marcela Coarite, que vende pescados en el Rodríguez, la demanda bajó con relación a anteriores años, razón por la que aumentó el costo de los pescados. Antes la libra de trucha costaba diez bolivianos; ahora 20; el pejerrey valía diez, y ahora 30.