martes, 12 de mayo de 2015

El pique, la salteña y el trancapecho conquistan Nueva York


 El trancapecho, el pique a lo macho, las salteñas y la sopa de maní deleitaron el paladar del estadounidense Robert Sietsema, crítico gastronómico que escribió en la página web ny.eater sobre el restaurante "Cumbre", uno de los tres locales de comida boliviana que existen en Nueva York.

Sietsema describe el lugar -ubicado en el barrio de Queens- como acogedor, íntimo y decorado con pinturas indígenas "hermosas" y paisajes típicos andinos.

El primer plato que define como "sándwich del héroe" es el conocido trancapecho. Asegura que le provocó suspiros y exclamaciones a pesar de destacar como algo extraño "la capa de arroz húmedo que cubre el interior del pan como una especie de mayonesa granular".

Según el crítico, gran parte de la cocina boliviana presenta "colisiones inesperadas (y a menudo encantadoras)" y cita el pique macho como una de las mezclas culinarias "más locas del mundo" por su fusión de carne, salchichas, cebolla, tomates y dados de queso. Este plato puede degustarse en el restaurante por 15 dólares.

Sin duda para Sietsema lo mejor de la carta es la salteña que califica como barata y deliciosa (su precio es de 2,5 dólares allá).