miércoles, 27 de mayo de 2015

La cocina de mamá

Los aromas de una comida pueden despertar en nosotros ciertos recuerdos, generalmente muy gratos, sobre todo si fueron preparados en fechas especiales por la reina de nuestro hogar.

Muchos de los mejores chef del mundo confiesan en sus entrevistas que basan sus recetas en el recuerdo de un sabor degustado, en casa, durante su infancia.

No es por nada que se dice popularmente que muchos de los actos de amor de una madre tuvieron lugar en la cocina de su casa, donde aprendió de la abuela y transmitió a sus hijos el significado de compartir.

En esta edición presentamos ideas para intercambiar roles con mamá por un día, regalándole una muestra de cariño.

Las propuestas son muy prácticas, lo mejor de todo es que no se necesita ser un gran cocinero, ni aprender técnicas culinarias muy complicadas. Sino todo lo contrario, lo único que hay que hacer para consentir a mamá es animarse y entender la cocina como algo sencillo y divertido.

La agasajada del día quedará fascinada al comprobar cómo hemos transformado unos simples ingredientes en un plato rico y bien elaborado, tanto si es un almuerzo sencillo, como si decidiste festejarla con un desayuno especial.