sábado, 13 de junio de 2015

Mondongo para disfrutar con la familia

La cocina nacional es variada, sabrosa, picaresca, con olores y características muy suyas.

Sus raíces están adentradas en una historia llena de intercambios de ingredientes y elaboraciones.

Pequeños lazos culinarios comenzaron a unir, hace más de 500 años, el Viejo con el Nuevo Mundo. Unos lazos que con el tiempo se entrelazaron y fortalecieron dando paso a muchos de los platillos nacionales.

La ubicación de nuestro país es privilegiada. Su gran diversidad de climas permite que cada departamento se destaque en las preparaciones de sus fogones.

La exuberancia y riqueza de las tierras tropicales ricas en su ganadería ofrecen al resto del país las mejores carnes .

Las llanuras de las cordilleras al occidente bridan una gran variedad de papas y otros tubérculos.

Los valles cochabambinos fueron conocidos durante muchos años como el granero de Bolivia.

Hoy en día la Llajta es famosa por ser la capital gastronómica del país.

Encuentra en este ejemplar las mejores recetas nacionales, con todos los secretos para lucirte en la cocina.

Además te ayudarán a recuperar energías durante la semana y hacerle frente al frío desde la cocina de tu hogar.