jueves, 23 de julio de 2015

Caldo blanco (base) de pollo

Fuente: Opinion
INGREDIENTES

4 litros de agua, 1 kg de huesos de pollo que incluyan pescuezos (cuello), 1/2 kilo de patas de pollo, 1 cebolla grande

1 zanahoria mediana, 1 tallo largo de apio
PREPARACIÓN

Limpiar bien los huesos. Quitar la grasa excesiva, pedazos de entrañas, sangre. En el caso de las patas, hay que cortales las uñas y la costra que tienen (se quita fácil remojándolas unos segundos en agua caliente).

Poner todas las piezas del pollo en una olla profunda, agregar los 4 litros de agua y cocer a fuego alto. Apenas comience a hervir, bajar la temperatura al mínimo y dejar cocinar destapada durante 3 horas.

Durante este tiempo, límpiar la espuma y la grasa excesiva que se va formando, sobre todo al principio de la cocción.

Revisar que el caldo no se vaya a secar mucho.

La idea es que al final te quede de 1 y ½ a 2 litros de caldo.

La cantidad dependerá de qué tan concentrado lo quieras.

Cuando la cocción vaya por las 2 horas aproximadamente, agregar la cebolla y la zanahoria.

Al final, colar el caldo, de ser posible, usando un colador de café o un tamiz, para recoger la mayor cantidad posible de impurezas.

Este caldo de pollo se puede congelar por varias semanas sin ningún problema.