miércoles, 12 de agosto de 2015

Comida tradicional

En Bolivia cada pueblo, provincia y departamento cuenta con diversos platos típicos que forman parte de su cultura y tradición. Muchas de estas recetas pasaron de generación en generación y son preparadas en fechas especiales, constituyendo parte de la deliciosa riqueza gastronómica de nuestro país. ¿Pero aportan nuestros platos típicos los nutrientes que necesitamos en cantidades adecuadas?

Cecilia Soliz, Nutricionista de Nestlé, afirma que un plato saludable y equilibrado debería contener una cuarta parte de proteínas, otra de carbohidratos y medio plato de vegetales. Siguiendo estas indicaciones, vemos que nuestros platos típicos aportan sobre todo proteínas y carbohidratos, pero la porción de vegetales podría mejorarse para aumentar su aporte nutricional.

“La variedad y riqueza nutricional de nuestros alimentos es muy grande. Podemos aprovechar esta ventaja y mejorar algunas proporciones para asegurar que nuestro cuerpo reciba todo lo que necesita”, explica la nutricionista.

“Consumir vegetales de diferentes colores nos ayuda a mantener una alimentación equilibrada. Además, los platos vistosos estimulan nuestros sentidos.”

Los alimentos de color morado, por ejemplo, son ricos en antioxidantes. Entre ellos están las berenjenas, remolachas y ciruelas. Los alimentos de color rojo, amarillo o anaranjado -como los tomates, zanahorias y zapallos- contienen altas dosis de betacarotenos, que son necesarios para mantener la salud de los ojos y la piel, depurar las toxinas del organismo y proteger las células.

Los vegetales de color verde, por otra parte, contienen altas dosis de hierro, un componente que evita la anemia nutricional.

Dentro de este grupo podemos destacar el brócoli, el pimentón y las verduras de hoja como las espinacas, el apio y la acelga.

En cuanto a los alimentos de color blanco, estos benefician al cuerpo como un buen refuerzo del sistema inmunitario, ya que ayudan a aumentar las defensas del organismo y mejorar su resistencia frente a los agentes que pueden causarnos enfermedades. Además, las verduras blancas ayudan a prevenir el cáncer por sus factores antioxidantes. Entre estos alimentos se destacan las cebollas, nabos, ajos y puerros.

“En nuestro país tenemos una inmensa cantidad de alimentos que no son tomados en consideración y que pueden contribuir a mejorar nuestra salud y calidad de vida. Mientras más colores vea en su plato este 6 de agosto, más serán las propiedades promotoras de salud de las que se beneficiará”, finalizó Soliz.

Algunos platos típicos de Bolivia:

Raciones

• Un plato saludable y equilibrado debería contener una cuarta parte de proteínas, otra de carbohidratos y medio plato de vegetales.

• Mientras más colores contenga un plato, mayores son sus propiedades para beneficiar la salud.

• Bolivia es un país rico en alimentos que contribuyen a una buena alimentación.



COMIDA NACIONAL

La Paz - Chairo: Sopa preparada con chuño, carne de cordero, papa, zanahoria, cebolla, habas, mote de maíz, hierba buena, orégano y sal al gusto.

Oruro - Charquekan: Plato elaborado con charque de res o llama desmenuzado frito, acompañado de huevo duro, mote, papa, queso y llajua.

Potosí - Puchero Potosino: Plato elaborado con pecho de res, garbanzo, chuño, arroz, repollo, papa, sal y orégano.

Santa Cruz - Majao: Elaborado con charque de res (carne seca), arroz y pimentón.

Beni - Chorizo beniano: Elaborado con tripa delgada de res, carne molida de res, carne molida de cerdo, tocino, cebolla, vinagre, ajo, comino, pimienta y sal.

Tarija - Saice Tarijeño: Contiene carne blanda de res, pata de res, papas grandes, cebollas medianas, tomate, porción de arvejas, sal y aceite.

Cochabamba - Silpancho: Plato seco con carne de res apanada, frita al sartén, acompañada de huevo frito y ensalada cruda de cebolla, tomate y locoto (llajua). Se sirve con arroz y papa frita.