miércoles, 21 de octubre de 2015

5 trucos para descongelar más fácilmente tu refrigerador

Quitar el hielo del congelador es una de esas tareas del hogar que nos da mucha pereza pero que, sin embargo, debemos realizar.

Es que con el paso del tiempo puede formarse una gruesa capa helada en el refrigerador, lo que reduce su eficiencia, hacer subir la cuenta de electricidad y vuelve más difícil sacar los alimentos allí almacenados.

La manera tradicional y más segura de descongelar el refrigerador es esperar a que el hielo se derrita sólo, aunque este proceso puede ser lento.

Por eso, BBC Mundo te ofrece 5 trucos mencionados en el sitio wikiHow que podrían facilitar la tarea.

1. Secador de cabello

Es completamente seguro descongelar el refrigerador con un secador de cabello, siempre y cuando se tomen algunas medidas básicas de precaución.

Hay que asegurarse de no tocar el charco de agua y mantener el cordón y el secador alejados del agua o del hielo.

Tampoco se debe acercar demasiado la punta del secador a las bobinas o a las paredes del congelador, porque mucho calor podría dañar el aparato.

Lo mejor es centrarse en áreas pequeñas, una por una.

2. Vapor de agua

La cacuela con agua hirviendo es uno de los trucos más comunes.

Un método común para acelerar el proceso de descongelación consiste en poner tazones o cacerolas de agua hirviendo en los estantes y cerrar la puerta.

El vapor desprende el hielo, que se puede sacar a mano después de unos 20 minutos.

Sin embargo, este método podría dañar los estantes.

Para reducir esta posibilidad, puede colocarse un toalla gruesa doblada debajo de la olla ubicada en el estante.

3. Una espátula caliente

Usando guantes que protejan las manos, calentar una espátula de metal sobre fuego.

Luego, simplemente presionar el utensilio en el hielo para derretirlo.

4. Ventilador

El truco del ventilador no es el más eficaz.

Un ventilador común puede ayudar a que circule aire más tibio dentro del congelador.

No obstante, este truco solo funcionará si la temperatura de la casa es lo suficientemente cálida.

5. Paño caliente

Remojar un paño en agua muy caliente para desprender parte del hielo.

Empezar por los trozos pequeños que se ubican en los bordes y frotar para que el hielo para que salga.