domingo, 19 de junio de 2016

LA RIQUEZA GASTRONÓMICA DEL JAPÓN

La sencillez, la naturaleza y el refinamiento que refleja la gastronomía japonesa salió a relucir en la residencia nipona, donde el chef ejecutivo para el grupo Tea Connection & Green Eat en Argentina, Tahekiro Ohno, preparó, paso a paso, uramaki sushi para un selecto grupo de invitados.

El afamado Embajador de la buena voluntad de la cocina japonesa designado por el MAFF en 2016 y ganador del Premio Canciller del Japón 2015, llegó a nuestro país con el auspicio del Ministerio de Agricultura, Silvicultura y Pesca del Japón y la Embajada del Japón para difundir la riqueza culinaria de su país, en el evento denominado "El gusto de Japón en Bolivia", el cual se realizó en la Universidad Los Andes.

“Si antes de preparar sushi, una persona entiende el respeto que debe tener por nuestra cultura, seguro que le va a salir rico”, decía el experto mientras preparaba artisticamente el platillo.

Ohno viaja por toda América Latina para dar clases magistrales y participa de eventos internacionales. Su fama trascendió a nivel mundial por su programa en el canal Gourmet.

Los invitados quedaron sorprendidos por la presentación del plato.

En el evento participó también el chef Kimihiro Okado, quien realizó los cortes magistrales de trucha y pejerrey del lago Titicaca, para el uramaki sushi.

Okado dijo que primero quedamos fascinados ante lo que aprecian nuestros ojos, después degustamos la exquisita comida.

Y fue así, ya que al término de la demostración, se presentó una mesa perfectamente decorada con las exquisiteces japonesas.

El gobernador de La Paz, Félix Patzi, le entregó un diploma de reconocimiento al chef Takehiro Ohno, y la embajadora del Japón, Kioko Koga, departió con cada uno de los invitados mientras se paseaba por los salones de la residencia.