martes, 23 de agosto de 2016

Congelar y descongelar



• A la hora de congelar la comida lo más importante es no perder nunca la cadena del frío; es decir, evitar que el alimento (que ya esté congelado) pase el menor tiempo posible en descongelación si se va a volver a meter en el congelador. De esta manera se evita que se creen microorganismos negativos en los alimentos.

• Un consejo muy práctico es almacenar los diferentes tipos de alimentos en varias bolsitas o recipientes y ponerles una etiqueta de identificación. De esta manera en solo un vistazo al congelador sabrás lo que estás buscando.

• No todos los alimentos se congelan de la misma manera. La carne: debe limpiarse adecuadamente, quitando huesos, grasa etc… y hacer las porciones al gusto de cada uno. Deberán ser porciones equivalentes a una ración de comida, o incluso dos. Por último, se meterían en sus correspondientes bolsitas con un etiquetado aclarativo para evitar confusiones.

• Las verduras: En general no es conveniente congelarlas, pero si se hace, se deben limpiar y escaldar bien para eliminar las bacterias y ya después sí se podrían meter en el congelador.