lunes, 5 de septiembre de 2016

Hornear con éxito



Te damos algunos consejos para evitar las desgracias de la pastelería y conseguir que tus pasteles y queques salgan perfectos.

• Para que quede esponjoso. Si deseas que tu pastel quede bien esponjoso, asegúrate de que los huevos, la leche y la mantequilla que vayas a utilizar estén a temperatura ambiente, recomienda la revista “Australian Table”. Sácalos horas antes del refrigerados. Evita derretir la mantequilla en el microondas, a menos que la receta así lo diga.

• Sin que se pegue. Para que la torta no se pegue al molde, no olvides nunca engrasar la superficie con mantequilla. Puedes hacerlo reservando la platina del empaque o poner un poco en un pedazo de papel toalla. Luego enharina. Finalmente, ponlo unos minutos en la refrigeradora, así será más difícil que el fondo se queme.

• Sacarlo en el momento justo. Un pastel debe hornearse el tiempo justo. Controla bien esta variable y anota la hora en la que empezó a cocinarse para evitar equivocaciones. Evita abrir y cerrar el horno. Si tienes una luz, úsala.