sábado, 10 de septiembre de 2016

La nueva cocina boliviana se saborea en una feria

La quinta versión de la feria gastronómica Saborea y Vive La Paz presenta a 85 expositores con una variedad de platillos tradicionales y experimentales que rescatan productos tradicionales. El evento se realiza hoy y mañana, de 10:00 a 18:00, en el Parque Urbano Central (PUC).

"Invitamos a la población a participar de la feria y degustar de distintos bocadillos y piqueos, postres y bebidas; y platos fuertes que serán preparados de forma inocua. Queremos resaltar que se ha elegido revalorizar los productos tradicionales, con la finalidad de que la gente se acostumbre a consumir bueno, sano y rico”, dijo la directora edil de Competitividad y Emprendimiento, Cecilia de Bonadona.

El evento tiene el objetivo de incentivar el uso de alimentos tradicionales de micro y pequeños productores y también de promover la fusión de sabores para desarrollar la "comida novo” boliviana. Prueba de ello son una serie de platillos inéditos como el suspiro boliviano o la k’alapurca de quinua.

Según la responsable de la feria, Pamela Miranda, los comensales podrán saborear desde platillos hechos por cocineras de los mercados populares e innovaciones culinarias de los alumnos más destacados de la Escuela Gastronómica Municipal, hasta manjares preparados por chefs de pequeños, medianos y grandes restaurantes.



Los participantes formaron parte de en un proceso previo de capacitación que comenzó en marzo de este año y fueron seleccionados entre más de 250 postulantes después de superar varias etapas de evaluación. Miranda agregó que en la feria del año pasado participaron 40 empresas que generaron de 163 mil bolivianos en ventas.

Los precios de la feria son asequibles. Un plato fuerte cuesta 30 bolivianos mientras que un jugo, cinco y ocho bolivianos.