miércoles, 7 de septiembre de 2016

Suspiro altiplánico y k’alapurca de quinua debutan en La Paz

El suspiro altiplánico, con base en carne de llama y polvo de haba, es uno de los 85 nuevos platos de la Feria Gastronómica Saborea y Vive La Paz. El jugo del fruto amazónico asaí, conocido como el elíxir de la juventud, también será ofrecido en el evento que se realizará del 9 al 11 de septiembre en el Parque Urbano Central.

"Este año hemos doblado la cantidad de participantes. Tendremos 85 unidades económicas entre restaurantes, cocineras del mercado o personas independientes. Nos hemos propuesto innovar, así que cada uno presentará un plato nuevo y otro tradicional”, dijo la responsable de la feria, Pamela Miranda.

El tema principal de este año es el rescate de semillas, la quinua, carnes de llama y de lagarto; además de frutos exóticos como el asaí que es cultivado en la Amazonia paceña. La feria estará dividida en dos plataformas. La primera, con 40 participantes, presentará aperitivos como sándwiches, postres y exquisiteces de media mañana.

En la segunda plataforma se instalarán 45 gastrónomos que presentarán platos fuertes. Entre ellos estará el suspiro altiplánico, el plato ganador entre las 85 innovaciones que fueron trabajadas a lo largo de tres meses bajo la guía de un chef experto.

El plato fue creado por Valeria Van Oblitas, quien trabajó con ingredientes andinos procesados manualmente. "Lleva puro ingredientes altiplánicos. Se trata de unos medallones de llama con un maqui (rollos) de quinua relleno de pico de gallo (salsa)” detalló la gastrónoma.

Pero lo esencial del plato y que seduce al paladar es el polvo de haba que ella elabora manualmente. "Es lo que le da esa fusión única de sabores”, dice.

Otro de los platos galardonados es el de Juana Crespo, que obtuvo el segundo lugar. Su propuesta tiene como inspiración la k’alapurca potosina, una sopa espesa de harina de maíz que se sirve casi hirviendo con una piedra caliente en el plato.

"Pero yo lo hice con quinua, un producto requerido en Bolivia y en el exterior. Para mi plato tradicional estoy haciendo un t’impu de llama con tuntas rellenas de queso”, dijo Crespo.

Desde la Amazonia, Mundo Asaí presentará la pulpa y los jugos de este fruto catalogado en el Viejo Continente como la fuente de la eterna juventud. "No sólo en Europa, se consume mucho en Estados Unidos y en los Juegos Olímpicos en Brasil fue declarada como la bebida oficial por sus grandes propiedades”, señala Gesiel Rodríguez. El fruto de la familia de las bayas crece en palmeras, tiene un color guindo y sólo el 10% de su cuerpo es comestible. "Lo traemos desde el norte paceño ya en pulpa, porque para que no se dañe debe ser procesado en las 72 horas de su cosecha. No sólo es exquisito, también es anticancerígeno, antiinflamatorio y potente antioxidante”, dijo.

Los precios de la feria serán asequibles. Como ejemplo, el suspiro altiplánico costará 30 bolivianos mientras que el jugo de asaí, dependiendo del tamaño, entre cinco y ocho bolivianos.