viernes, 30 de diciembre de 2016

Lechón relleno

La cena de Navidad es una de las reuniones más esperadas del año. Si tienes a tu familia cerca, seguro celebrarán juntos; sino ya estarás planificando juntarte con tus amigos.

Y aunque la idea suena encantadora -la reunión, ponerse al día sobre sus vidas o contarse los planes futuros- planificar el menú puede ser uno de los momentos más estresantes.

Pero no te preocupes. Ya sea que te toque hacer la comida en casa o llevarla donde tengas que celebrar, aquí te ofrecemos la base central del menú y tú puedes agregar dos tipos de guarniciones como arroz y papas al horno.



HISTORIA

El lechón relleno, que junto con el cordero asado, forman parte de la tradición gastronómica navideña en varios países, es una excelente opción.

Uno de los maridajes más aceptados para esta comida es el vino.

Es habitual servir el lechón con decoraciones especiales. Una de las más habituales es una manzana puesta en la boca.

INGREDIENTES

1 lechón tierno de 4 a 5 kilos, manteca de cerdo, aceite de oliva, sal y pimienta.

Para el relleno: 1/4 kilo de jamón, 1/2 kilo de ternera, 750 gramos de carne de cerdo picada, mantequilla, 2 cebollas, 1 cucharada de harina, 5 rebanadas de pan de molde, una taza de leche, 1 huevo, 1/2 taza de brandy, perejil fresco, nuez moscada, pimienta, tomillo y sal.

PREPARACIÓN

A ALTERNATIVA: Si deseas puedes lavar y hacer cocer las vísceras (lengua, pulmones, riñones, corazón e hígado) en agua con sal. Luego, picar.

A Preparar un ahogado con las dos cebollas picadas, en poco de aceite, mezclar con la carne de ternera, el jamón y el cerdo picado.

A Si decidió usar las vísceras este es el momento de agregar al ahogado.

A En un bol aparte mezclar el pan con la leche, el huevo batido, brandy, perejil, la nuez moscada, pimienta, el tomillo y la sal.

A Agregar al relleno, con un toque de especias al gusto y sal. Mezclar para que quede completamente integrado; con esto, rellenar el lechón que deberá ser cosido para que no se salga la preparación.

A Colocar el cerdo con las patas hacia arriba sobre una rejilla, en una placa de horno que tenga un fondo de agua, para que no se seque.

Engrasar al animal por fuera con

un trozo de manteca de cerdo.

A Llevar al horno precalentado a 180ºC. Cocinar durante un par

de horas.

A Durante el proceso, de vez en cuando, pinchar y rociar con sus propios jugos, para que siempre esté bien bañadito.

A El lechón relleno estará listo

en el momento en que se lo pinche y el jugo salga limpio, sin restos de sangre.

A Por cierto, la sal se le pone una vez que el cochinillo relleno esté ya dorado y crujientito.