viernes, 30 de diciembre de 2016

Presupuesto de Bs 300 cubre una cena

De cara a un nuevo año, las amas de casa acuden a los mercados para proveerse de ingredientes básicos con los que prepararán una cena, aplicarán las cábalas y realizarán el brindis el próximo 31 de diciembre. El presupuesto promedio para organizar un banquete familiar es de 300 bolivianos.

Considerando que en estas fiestas se come cerdo porque, según la tradición, es sinónimo de abundancia, los platillos que las amas de casa prepararán para despedir el 2016 tienen como principal ingrediente esta carne.

En el mercado 27 de Mayo, que queda en la 25 de Mayo, entre Sucre y Jordán, el kilogramo de carne de chancho está en 30 bolivianos. Según la vendedora Karina García, del local 62 y 63, antes de las fiestas de fin de año, esa misma cantidad costaba dos bolivianos menos. En La Pampa, hay carne de cerdo desde 25 bolivianos por kilo.

Las presas más demandadas son la pierna, costilla y lomo, porque son ideales para preparar fricasé, lechón al horno o picana.

De acuerdo a la chef egresada de Infocal, Maribel Colque, considerando que hay un elevación en el precio del cerdo, es necesario un presupuesto de al menos 300 bolivianos para hacer una cena que alcance para una familia promedio (seis a ocho integrantes).

Colque explicó que dos kilogramos de cerdo son suficientes para hacer un lechón al horno.

Según sus estimaciones, el resto de los ingredientes, como las papas, verduras para la ensalada, plátanos de freir y condimentos, demandarán una inversión de otros 100 bolivianos.

Con el resto del presupuesto planteado, la chef sugiere comprar elementos para cumplir con las cábalas de fin de año. Además de, al menos, un par de bebidas tradicionales.

La comerciante de una licorería en el Mercado 27 de Mayo Rosa Torrico dijo que hay cinco tragos que son los más solicitados en estas fechas (todos están detallados en la columna derecha de esta página).

Amarula

Una de las bebidas más cotizadas para hacer el brindis de fin de año es esta crema de licor hecha con azúcar, nata y el fruto del árbol africano marula. Su precio es 80 bolivianos.

Cerecer

Otro trago cotizado en los centros de abasto de la ciudad es Cerecer, una cerveza de uva.

Su costo es de 26 bolivianos en el mercado 27 de Mayo.

Espuma de prata

Se trata de un vino espumante muy demandado en estas fechas, de acuerdo a la comerciante del mercado 27 de Mayo, Rosa Torrico. Cuesta 35 bolivianos.

Sidra del valle

Este licor hecho en base a manzanas es uno de los más tradicionales y económicos, por lo que la población no deja de adquirirlo. Lo venden a 19 bolivianos.

Anna de codorniu

Uno de los tragos más costosos, pero que "se vende bien" en las fiestas de fin de año es este vino espumante. Su costo es de 90 bolivianos.