sábado, 4 de marzo de 2017

Cocina saludable




1. Conserva los nutrientes

Para conservar la mayor parte de los nutrientes en los alimentos, lo mejor es comerlos crudos. Y si tienes que cocinarlos opta por saltearlos brevemente o cocinarlos al vapor antes que hervirlos, freírlos u hornearlos.

2. Adereza sin calorías

Para añadir más sabor a tus comidas, opta por aderezos sin calorías como las hierbas y especias en lugar de salsas y aderezos comerciales.

3. Congela la comida

Todos sabemos que la comida casera es más saludable que la comprada, porque al cocinarla nosotras sabemos exactamente la calidad y el tipo de ingredientes que usamos. Pero como no siempre tenemos tiempo o ganas de cocinar, una buena idea es congelar la comida para así siempre tener comida casera a mano.

4. Prueba los smoothies

Otra buena idea para cuando estés demasiado cansada para cocinar es preparar un smoothie. No muchos saben que un smoothie puede sustituir una comida en caso de apuro, y puedes añadirle una gran cantidad de ingredientes naturales y saludables.

5. Evita los enlatados

La mayoría de los alimentos enlatados contienen grandes cantidades de sodio y químicos conservantes. Lo mejor es evitar los enlatados y, en su lugar, optar por vegetales congelados. En caso de que tengas que comprar vegetales enlatados, enjuágalos antes de usar para eliminar al menos una parte del sodio.

6. Sustituye la mantequilla por esto

¿Sabías que puedes sustituir la mantequilla en muchas de tus recetas dulces por banana o manzana? Puedes sustituir hasta ½ taza de mantequilla por el puré de 3 bananas, o 1 taza de mantequilla por 1 taza de puré de manzana.

7. Prefiere los lácteos descremados

Una forma sencilla de evitar una gran cantidad de calorías fácilmente en cualquier receta es sustituyendo los lácteos enteros como quesos, leche y yogur por lácteos descremados.