lunes, 20 de marzo de 2017

ÑOQUIS DE CAMOTE

Ingredientes

• 1 taza y media de camotes asados y hechos puré

• 170 gr de requesón (ricota)

• 1/2 taza de queso parmesano rallado

• 1 cucharadita de sal

• Una pizca de azúcar morena

• 1 taza y ¼ (aproximadamente) de harina común y un poquito más para darle forma a los ñoquis

PREPARACIÓN

Aplasta alrededor de 500 gr de camotes con un tenedor y hornéalos a 200°C durante 60 o 90 minutos o hasta que estén tiernos. Deja que se enfríen un poco, pélalos y písalos para hacerlos puré.

Mezcla el puré de camote y el requesón (ambos colados durante dos horas) en un recipiente grande. Luego, añade el parmesano, la sal y el azúcar moreno. Revuelve hasta que los ingredientes estén bien integrados. Por último, agrega la harina de a dos cucharadas por vez hasta que se forme el bollo.

La clave para que los ñoquis queden bien es incorporar la menor cantidad de harina posible. El bollo debe quedar ligeramente pegajoso, pero no tan pegajoso que sea imposible manipular la masa.

Cuando tengas listo el bollo, colócalo sobre una superficie enharinada y divídelo en tres partes. Con las palmas de tus manos, haz rodar cada una de las partes para estirarlas y formar una tira de masa de alrededor de 50 cm de largo. Tal vez necesites agregar un poquito más de harina para amasar.

Con un cuchillo, corta cada tira en trocitos de 2,5 cm. Si quieres, puedes darle forma a cada ñoqui usando los dientes de un tenedor. Para ello, coloca la bolita de masa sobre el tenedor, presiona el centro de ella con tu pulgar y haz que se deslice por los dientes. Hierve los ñoquis terminados en una olla grande llena de agua salada por 3 o 5 minutos o hasta que estén tiernos. Cuando estén listos, sácalos con una cuchara perforada y deja que se enfríen un poco. Sofríe los ñoquis en una sartén con una cucharada de mantequilla o aceite de oliva a fuego entre medio y fuerte por aproximadamente seis minutos. También puedes agregar hierbas frescas, ajo o cebollas caramelizadas.