jueves, 14 de enero de 2016

ENSALADA LIGERA DE QUÍNOA

INGREDIENTES

• Quínoa, 225 gramos
• Un calabacín grande
• 2 dientes de ajo
• Una cebolla grande
• Un puñado de piñones
• Cilantro
• Zanahorias
• Limón

PREPARACIÓN

En esta receta vamos a preparar un plato de quínoa con calabacín, una receta muy saludable a la vez que original. Lo primero que vamos a hacer es cortar el calabacín en rodajas finas. Pela la cebolla quitándole la piel y la cortas en juliana con un cuchillo adecuado para verduras bien afilado. La técnica de corte conocida como juliana consiste en cortar los alimentos (suele ocurrir con las verduras) en forma de tiras finas y alargadas. Limpia la zanahoria y córtala en finas rodajas también.

De esta forma tenemos preparadas todas las verduras.

Pon a fuego lento una sartén con un chorrito de aceite. Añade todas las verduras, echa un poco de sal y deja que se rehoguen el tiempo necesario. Los términos pochar y rehogar se refieren prácticamente a lo mismo, a cocinar algo con aceite a fuego suave para que suelte sus propios jugos. Aparta del fuego cuando veas que las verduras estén tiernas y doradas. A su vez, lavamos la quínoa y la escurrimos. Pon a cocer agua con sal en una olla, en el momento que el agua esté hirviendo se echa la quínoa al agua y deja unos diez minutos hasta que esté bien cocida. Cuela el agua y la dejamos escurriendo. A continuación pon en una sartén todas las verduras rehogadas y la quínoa. Rehoga a fuego medio-lento, vierte un poco de limón exprimido y de cilantro. Remueve hasta que todos los sabores estén mezclados, ya sólo queda apartar y servir esta deliciosa quínoa con calabacín.