martes, 16 de septiembre de 2014

CHANKA DE POLLO

INGREDIENTES

Pollo ½ unidad
Cebolla cola verde 2 unidades
Papa imilla 8 unidades
Habas peladas 1 taza
Zanahoria 1 unidad
Apio 1 rama
Sal y ajo a gusto

PREPARACIÓN

En una olla grande poner a hervir por treinta minutos la zanahoria en cortes grandes, el apio y un poco de ajo con las presas del pollo; cuando el pollo esté a medio cocer, agregar las papas, sal y dejar hervir hasta que estén cocidas.

Hacer cocer la cebolla verde con un poco de caldo de pollo y una pizca de sal.

Aparte, hacer cocer las habas con sal a gusto.

Servir las papas, el pollo, colocando encima la porción de habas, la cebolla y el caldo.

Claus Meyer Famoso chef danés abre 2da escuela en Bolivia

El chef danés Claus Meyer inauguró ayer la segunda de las 14 escuelas-cafetería que pondrá en funcionamiento su fundación, Melting Pot Bolivia, en la ciudad de El Alto, vecina de La Paz, dentro del proyecto Manq'a (comida en lengua aimara) dirigido a jóvenes en situación de riesgo, informó la entidad.

La nueva escuela, situada en la zona 1 de Marzo en el lado oeste de El Alto, tendrá unos 50 estudiantes, el mismo número de jóvenes que se graduó del primer centro inaugurado en el barrio alteño de Santa Isabel en julio pasado. En el discurso pronunciado en la graduación, Meyer sostuvo que la formación de jóvenes en las escuelas Manq'a "es un lindo paso dentro del movimiento de la cocina boliviana que llegará a tanta gente que cree en la idea de revitalizar la cultura gastronómica boliviana". /

Tambo busca que la gastronomía boliviana ostente “la marca país”

Clases de cocina en vivo, con chefs de diferentes países, promoción de alimentos producidos en Bolivia y trucos para preparar platos saludables y exquisitos. Todo esto y más se verá desde hoy en el "III Tambo simposio: Fortaleciendo la cultura gastronómica regional desde la agricultura familiar”, que busca que la gastronomía obtenga la marca país.

"La educación y el conocimiento es lo más importante. Promover una alimentación saludable y exigir, como consumidores, que lo que recibimos sea un buen producto”, explicó Arturo Miranda, director del Movimiento de Integración Gastronómico Boliviano (MIGA). El encargado de esta institución agregó que es importante elevar el nivel de exigencia de buena alimentación y que en nuestro país contamos con una gran variedad de productos que pueden ser utilizados.
Esta versión del Tambo, que se realizará en el Hotel Casa Grande desde las 9:00, contará con la participación de chefs de Chile, Perú, Venezuela, México, Argentina y Colombia. Asimismo, 12 expositores nacionales, especialistas en agricultura, turismo y gastronomía, hablarán sobre mejoras en producción y registros de calidad y la agricultura familiar y saludable.
Entre los invitados están Rodolfo Guzmán (restaurante Boragó de Santiago, Chile), Héctor Solís (restaurante Fiesta de Lima, Perú), Pedro Miguel Schiaffino (restaurante Malabar de Lima, Perú), Carlos García (restaurante Alto de Caracas, Venezuela), Jorge Antonio Vallejo (restaurante Quintonil de México DF, México), Fernando Pablo Rivarola (restaurante El Baqueano, Buenos Aires, Argentina) y Tomás Rueda (restaurante Donostia de Bogotá, Colombia). Todos los chefs invitados están en la lista de los "50 Latin America’s 50 Best Restaurants” (mejores restaurantes de América Latina).
Las clases estarán enfocadas a los productos y comidas nacionales, con una mirada desde estos chefs reconocidos a nivel mundial, de Bolivia y de otros países. "Queremos mostrarle al mundo que hay gastronomía boliviana de calidad”, aseveró Miranda.
Luego de dar las clases en vivo, los cocineros tendrán una reunión a las 18:00 en el restaurante Gustu junto a su fundador, Claus Meyer, para "cocinar juntos a 16 manos”, en un evento inédito en el ámbito gastronómico.
"Otro objetivo que tenemos como MIGA es propulsar la imagen de nuestro país desde nuestra comida”, comentó el director de esta organización. Anunció que, en trabajo conjunto con el Gobierno, preparan una feria a la inversa de productores y cocineros para garantizar negocios que beneficien a ambos sectores.

III Tambo simposio
Tambo Durará desde el 16 al 18 de septiembre
Inscripciones El costo de inscripción es de Bs 300 para profesionales, Bs 200 para estudiantes y Bs 100 si sólo se participa por un día.
Expositores Siete expositores internacionales y 12 nacionales darán las clases.
Reunión Los invitados se juntarán en el restaurant Gustu para prepara una cena "a 16 manos” junto a Clauss Meyer, su propietario.

lunes, 15 de septiembre de 2014

Invitación al 3er TAMBO Simposio “FORTALECIENDO LA CULTURA GASTRONÓMICA REGIONAL DESDE LA AGRICULTURA FAMILIAR”


INVITADOS INTERNACIONALES
CLAUS MEYER
COFUNDADOR DE NOMA
Miembro de la lista WORLD`s 50 Best Restaurants (Número 1)
CREADOR DE GUSTU
Miembro de la lista Latin America´s Best Reastaurants (Número 32)

FUNDADOR DE MELTING POT BOLIVIA Y GUSTU

Desde que hace 30 años Claus Meyer -a la edad de 20 años- preparó su primera comida para catering en su departamento de dos dormitorios y la entregó montado en su bicicleta, este imparable empresario ha emprendido incontables proyectos gracias a su enorme deseo de mejorar la cultura gastronómica danesa. Como fundador de la Nueva Cocina Nórdica y copropietario de NOMA (el mejor restaurante del mundo en 2010, 2011, 2012 y 2014) su trabajo es mundialmente reconocido.
Con el espíritu emprendedor que lo ha caracterizado desde su juventud, en 2010 Claus inició la Fundación Melting Pot, con el propósito de mejorar la calidad de vida y brindar nuevas oportunidades a sectores vulnerables de población en Dinamarca y algunos países en desarrollo. Uno de los proyectos de Melting Pot que más ha llamado la atención ha sido el proyecto para las prisiones. Su misión era enseñar a 16 reclusos de una prisión de máxima seguridad a cocinar a un nivel Michelin y servir esta comida a comensales de fuera de la prisión. La iniciativa fue descrita en un documental emitido en televisión nacional danesa y, aunque las cámaras de televisión se retiraron hace tiempo, el proyecto ha seguido creciendo debido a su gran éxito.
Con la certeza de que es posible cambiar el mundo a través de la comida, Claus replicó Melting Pot en un segundo país. Es así que en 2011, en asociación con la ONG IBIS Dinamarca, fundó Melting Pot Bolivia con un doble propósito. El primero, brindar a jóvenes bolivianos la oportunidad de convertirse en una generación de bien cimentados empresarios gastronómicos, capaces de mejorar las condiciones de vida de sus familias y sus comunidades. El segundo propósito de Melting Pot en Bolivia es impulsar un movimiento gastronómico basado en la idea de que una cultura gastronómica boliviana revitalizada puede promover aspectos tan importantes como la salud, la educación, la generación de empleos y el desarrollo económico en este país.
El ambicioso sueño de Melting Pot Bolivia empezó a concretarse con su primer y más grande proyecto: el restaurante GUSTU, integrado a una escuela de cocina de alto nivel. El restaurante abrió sus puertas en 2013 y es dirigido por dos grandes chefs europeos: Kamilla Seidler y Michelangelo Cestari. Gracias al desarrollo de una propuesta innovadora y la excelencia en la calidad de sus productos, gente de todo el mundo elogia la comida de GUSTU, y el restaurante es considerado uno de los mejores del continente.

IGNACIO MEDINA
PERIODISTA GASTRONÓMICO

Reputado crítico gastronómico español reconocido como uno de los mejores periodistas gastronómicos del mundo y Premio Nacional de Gastronomía (Real Academia Española de Gastronomía), Ignacio Medina es un periodista dedicado a la transmisión de información gastronómica, promotor de la gastronomía en Latinoamérica. Ponente en congresos de gastronomía y miembros de varias cofradías gastronómicas, es columnista permanente en varios medios internacionales de prensa escrita, colaborador sobre crítica gastronómica en un sinfín de revistas regionales y mundiales, fundador y director de la revista Gran Reserva de Perú y escritor de numerosos libros sobre gastronomía, entre los que destacan la Colección de Cocina de El País, con 25 tomos de “Cocina país por país”; también “52 vinos para 52 platos”, “Los ritos del lujo”, “Guía para comer en carretera 2006”, “Madrid Fusión” I y II, “Inspiraciones de Jerez” y la “Guía del Turismo del Vino en España”, publicación que en el 2005 recibió el premio a la Mejor Guía del Mundo por la Asociación Gourmant Cookbook.

ANDRES UGAZ
CHEF RECONOCIDO COMO UNO DE LOS FUNDADORES DE “APEGA”

Andrés Ugaz, reconocido como uno de los fundadores de la Sociedad Peruana de Gastronomía (APEGA), es cocinero e investigador socio-económico experto de valorización de Patrimonios Alimentarios. Su organización “Cocina Identidad y Territorio” trabaja en Perú y Bolivia para organismos internacionales de cooperación, instituciones públicas, asociaciones de productores y empresas privadas, en el tema de la gastronomía como eje articulador de un desarrollo sostenible e inclusivo.
Ugaz es uno de los mayores impulsores del movimiento que ha revitalizado la gastronomía peruana haciendo de ella un puntal de desarrollo para su país.

Patrick Hieger
Multifacético e hiperquinético tras el portal Como Sur –que cubre las novedades culinarias de Chile, Argentina, Perú, Brasil, Uruguay y Bolivia– no sólo es un ávido escritor y busquilla por excelencia, sino también un chef que se las trae. Con estudios en Le Cordon Blue de Estados Unidos y un paso por los fogones en restaurantes de Nueva York y Texas, desde su llegada a Santiago
Luciana Bianchi
Una de las periodistas gastronómicas más influyentes del mundo, con sede en Londres respetada periodista italiana-brasilera, que dedica buena parte de su tiempo a viajar por el mundo conociendo restaurantes, descubriendo nuevos talentos y visitando las mayores fiestas gastronómicas del mundo. Fiestas como la del pasado 28 de abril en Londres: la glamorosa premiación de Los 50 Mejores Restaurantes del Mundo ('The 50 best'), organizada por la revista británica Restaurant, y que se ha convertido, probablemente, en el ranking más importante de la gastronomía mundial.

RODOLFO GUZMÁN
PROPIETARIO Y HEAD CHEF DE “BORAGÓ”

Miembro de la lista Latin America`s 50 Best Restaurants (Número 5)
Este gran chef chileno define su estilo culinario como un diálogo entre la naturaleza y la cocina con un marcado énfasis en las técnicas naturales chilenas que lo impregnan todo, desde su variedad de carnes, pescados y mariscos, hasta su diversa despensa que incluye rebuscadas hierbas, flores comestibles y bayas silvestres procedentes diversos territorios, desde las selvas de la Patagonia hasta las alturas de los Andes.
En 2007, Rodolfo Guzmán dio origen al Restaurante BORAGÓ en el exclusivo barrio de Vitacura, en Santiago de Chile, donde ha estado trabajando su magia con ingredientes autóctonos de temporada, así como mariscos, hongos, hierbas, flores, rocas e ingredientes ahumados sobre madera procedentes de las diferentes regiones chilenas. Sus menús degustación, forjados con los mejores productos que el país tiene para ofrecer, le permiten a Boragó ofrecer una regia experiencia culinaria del 'fin del mundo'.
El uso de métodos que han pasado de generación en generación revela una gran pasión por la relación entre la alimentación, la salud y la exploración de técnicas y recetas históricas para crear un estilo completamente novedoso pero tradicional, singularidad que Rodolfo Guzmán define de la siguiente manera: “mi idea fue hacer una gastronomía que fuera única en el mundo, quería marcar un camino propio de algo que no existiera en ningún lugar”. Nace así un nuevo estilo culinario: la cocina de entorno, cuya denominación proviene del origen de los productos con que se trabaja en Boragó, que son netamente chilenos, o sea productos que existen solamente en este rincón del planeta y en ningún otro lugar del mundo; con esto Rodolfo Martínez ha construido una cocina salvaje y rústica, tal como lo hacía n los Mapuches – con palos y piedras - pero con vanguardia.

JORGE VALLEJO
PROPIETARIO Y HEAD CHEF DE “QUINTONIL”

Miembro de la lista Latin America`s 50 Best Restaurants (Número 10)
Desde su apertura en México DF en 2012, Quintonil expresa claramente la plataforma de un restaurante que integra a la perfección la dinámica de cocina y servicio ofreciendo una visión contemporánea de la gastronomía nacional mexicana.
En la cocina de Quintonil Vallejo ofrece una propuesta gastronómica que expresa con claridad los sabores y las formas de la cocina mexicana moderna empleando ingredientes generados por pequeños productores del país para de esta manera revalorizar los ingredientes locales y rescatar tradiciones típicas de la gastronomía nacional mexicana, donde el respeto y cuidado a cada producto sea lo más importante.

PEDRO MIGUEL SCHIAFFINO
PROPIETARIO Y HEAD CHEF DE “MALABAR”

Miembro de la lista Latin America`s 50 Best Restaurants (Número 11)
Pedro Miguel Schiaffino es considerado uno de los mejores chefs del Perú y uno de los responsables de que la gastronomía peruana sea considerada una de las mejores del mundo. A pesar de su juventud cuenta con experiencia y exitosa trayectoria: es de varias empresas gastronómicas, conduce un programa de televisión y colabora con diversas publicaciones.
En Malabar tubérculos extraños, moluscos desconocidos y frutas puntiagudas que provienen de la Amazonia peruana son preparados por este increíble chef que ha logrado un estilo de cocina que no es en lo absoluto de alta tecnología u ostentosa, con toques tradicionales y una afición persistente por los ingredientes mediterráneos. Malabar es un semillero de creatividad donde se unen el dominio botánico y una actitud respetuosa para crear platos extraordinarios y diversos.

FERNANDO RIVAROLA
PROPIETARIO Y HEAD CHEF DE EL BAQUEANO

Miembro de la lista Latin America`s 50 Best Restaurants (Número 18)
Fernando Rivarola viene de la hermosa localidad costera de Mar del Plata, su pasión es aprender y descubrir nuevos sabores e ingredientes a través de tradiciones Argentinas, por ello creó El Baqueano en Buenos Aires, Argentina, restaurante de alta cocina especializado en “carnes autóctonas” como la carne de llama, yacaré, chinchilla, ñandú, liebre y jabalí
Liderando el renacer de tradición culinaria argentina, lo que hace Fernando Rivarola en El Baqueano es mezclar técnicas de la cocina contemporánea con productos regionales. Cada producto es delicadamente trabajado por las manos de este fantástico chef que, sin alejarse de su esencia, lo transforma para convertirlo en una delicia que sorprende el paladar de sus clientes.

HECTOR SOLIS
PROPIETARIO Y HEAD CHEF DE “FIESTA”

Miembro de la lista Latin America`s 50 Best Restaurants (Número 20)
Héctor Solís es quién llevó la comida norteña a la categoría de las grandes comidas gourmet abriendo un espacio para ella en los mejores y más exclusivos restaurantes peruanos. Dueño del restaurante Fiesta de comida regional del norte del Perú, es considerado uno de los jóvenes chefs que han contribuido al boom de la comida peruana.
El amor por la gastronomía regional y el respeto a los insumos locales definen el estilo de cocina de Fiesta, un estilo basado en un conocimiento profundo de cada producto y el rescate del conocimiento guardado durante siglos por las cocineras y cocineros de su tierra. Solís ha recreando imágenes, sabores y aromas ancestrales para impulsar su evolución y adaptarlos a un tiempo muy diferente al que los vio nacer, trabajando con el mayor respeto para aumentar la grandeza de una cocina encaminada hacia el futuro.

CARLOS GARCIA
PROPIETARIO Y HEAD CHEF DE “ALTO”

Miembro de la lista Latin America`s 50 Best Restaurants (Número 28)
Catalogado como el mejor chef Venezolano, Carlos García concretó su sueño personal al crear “Alto”, restaurante que desde Caracas, Venezuela, expresa un país lleno de maravillas aprovechando cada oportunidad para revelar las bondades de la tierra venezolana en la mesa, con orgullo y sin complejos. Su especialidad son platos caseros y algo rústicos, con sabores que son recuerdos del terruño teñidos de tradición.
Carlos García no tiene un estilo definido, lo que busca es que “Alto” dé a cada producto el protagonismo que se merece manteniendo su máximo nivel pues según García, la alta cocina está buscando un segundo aire tras un período de acelerados cambios y crecimiento, está en la búsqueda continua de enaltecer el sabor de los productos.

TOMAS RUEDA
HEAD CHEF “DONOSTIA”

El menú del restaurante Donostia en Bogotá, Colombia, es creado todas las mañanas por su head chef Tomás Rueda, al observar los mejores productos ofrecidos en la plaza del mercado en lo que se ha denominado precisamente “cocina de mercado”, concepto que consiste en hacer los platos en función de los productos agrícolas de temporada.
Con menús preparados con ingredientes frescos y mucha dedicación, el estilo de cocina de Rueda se basa en la aplicación de técnicas clásicas de cocina combinadas con altas dosis de creatividad y experimentación para la transformación de productos locales en platos de alto nivel que rescatan la diversidad de productos que ofrece la tierra colombiana en sus campos, sus huertas, mares y ríos priorizando en todo momento el respeto por las características de cada uno de ellos así como su frescura y calidad.

COSTILLAS DE CERDO FRITAS

INGREDIENTES

Costilla de cerdo 3 y 1/2 kilo
Maíz pelado 1 kilo
Papa 1 kilo
Manteca ½ kilo
Ajo 5 dientes
Hierbabuena y sal a gusto

PREPARACIÓN

Cocer el maíz pelado en una olla con abundante agua para que absorba durante la cocción, por aproximadamente dos horas a fuego medio.

Cortar las costillas de unos 5 centímetros de largo, sazonarlas con ajo y sal, luego colocarlas en una olla con un poco de agua y agregar la hierbabuena. Una vez hervidas, retirar y llevar a una sartén con manteca caliente.

Hacer hervir en forma separada el cuero o cuerillo y las papas. Una vez doradas las costillas, agregar el cuerillo. Servir caliente con el mote y las papas, acompañar con bastante llajua.

Todo lo que tenemos que saber del chairo

Buscar el origen del chairo es buscar en la composición de sus ingredientes, de sus técnicas culinarias y en las tendencias de los gustos de cada época de nuestro territorio. Haciendo una revisión detallada de sus ingredientes, se puede comprobar que por lo menos 10 de los 13 productos fueron traídos por los españoles a América. Llegaron al altiplano boliviano en 1532 y este periodo de fusión duraría 100 años.
Es de suponer que con estos antecedentes, los aymaras y quechuas conquistados comían la carne de oveja en chalona que hacían cocer en un caldo acompañado de carne fresca y los otros ingredientes que podían meter a su olla (hortalizas traídas de España y aclimatadas en el altiplano), sin el menor ánimo de pretender copiar para nada ninguna receta europea.
Para 1776, por referencia del libro de cocina escrito por Doña Josefa Escurrechea, acerca de la comida que se come en Potosí, se puede observar que la olla española está mestizada de acuerdo a los siguientes ingredientes: pecho de vaca, carnero, jamón, tocino, capones o gallinas gordas, garbanzo, ajo, hierbabuena, culantro, repollo, yuca, camote, plátano, nabo, membrillo, pera, zapallo, papa, oca, chuño, morcilla, salchicha, longaniza, azafrán, clavo, canela, pimienta, mostaza, perejil y ají.
Se puede observar que estos productos serían posteriormente parte esencial del chairo y el concepto de hacer hervir una serie de productos a la vez es el mismo que utilizan aymaras y quechuas en la correspondiente elaboración de sus chupes.
En 1781, Túpac Katari sitió la ciudad de La Paz en dos ocasiones, sembrando hambre y destrucción entre los españoles que la habitaban. La ciudad fue liberada por Ignacio Flores y su ejército. Dicen que los indígenas al verlo llegar no ofrecieron resistencia y se retiraron sin luchar.
Flores entró a la ciudad dejando algunos víveres que recogió del campo, de los sembradíos de los indios aymaras, quienes ya cultivaban zanahoria, arveja, haba, trigo, yerba buena y eran propietarios de grandes cantidades de ovejas y además tenían cultivos extensos de papas y maíz, procesaban el chuño y eran expertos haciendo chalona. Los españoles que recibieron este regalo, llenaron sus estómagos cansados, preparando lo que más fácilmente se podía hacer de manera común para todos, picar todo y hacerlo hervir.
Ciro Bayo, en su obra Chuquisaca o La Plata Perulera, cuenta su estadía de cinco años en Sucre a finales del siglo XIX (1890) y menciona algunas cosas importantes: relata cómo eran las picanterías, desnuda la realidad de la sociedad hipócrita, de los amores con cholas y las visitas a las chicherías donde se vende comida picante, uchus, fundamentalmente elaborados a base de carne y papas, habla de los chupes y del chairo, siendo ésta la primera referencia histórica de esta palabra en el uso culinario latinoamericano.
Probablemente, las picanterías y las cocinas silenciosas de las domésticas indígenas fueron los laboratorios donde se gestó la estupenda sopa llamada chairo, y algo más, por esta referencia, deducimos que las picanterías en Sucre preparaban esta sopa, respetando su nombre de chairo paceño; lo que nos da la idea de que este potaje ya cobró fuerza en la segunda mitad del siglo XIX.
En 1917, poco después de la guerra civil (1898-1899) entre La Paz y Sucre, Doña Sofía Urquidi escribe un libro de recetas en el que menciona el chairo de la siguiente manera: ..."Se remoja por lo regular chuño prieto, después de limpio, se martaja bien, se le pone en agua y lava varias veces; luego se adereza con carne o cecina deshilada, ají amarillo molido, ajíes verdes enteros, hojas de cebolla, yerba buena, etcétera. Debe tener bastante caldo”.
Con lo que ya es fácil darse cuenta que este suculento plato ya tiene una presencia seria en la ciudad de La Paz (probablemente las picanterías paceñas lo difunden con más fuerza), aunque sigue su proceso de mejoramiento culinario.

Luis Téllez Herrero (1946), Aida Aguirre Gainsborg de Méndez (1945) y Antonio Paredes Candia (1990), todos en sus propios estilos y recogiendo lo mejor de las recetas de la época, nos muestran también la presencia del chairo paceño, con algunas variables en sus ingredientes y sobre todo en su presentación final, pero la base del sabor se consolida con el aroma de la "chalona”, los nudos de cordero, la papa al hilo, la zanahoria al hilo, la huacataya, la yerba buena, el orégano, las arvejas, la haba, la patasca, el mote de trigo, el chuño martajado, el ají verde, el ají colorado, el perejil, el queso y el chicharrón que son los aditamentos base de libre uso para sazonar con más fuerza el plato.

Probablemente esta estupenda sopa se gestó en las picanterías y las cocinas de las domésticas indígenas.

domingo, 14 de septiembre de 2014

El pavo, una carne blanca rica en proteínas y pobre en grasa

El pavo contiene poca materia grasa y ácidos grasos saturados. Por eso, puede ser integrado en una dieta preventiva para evitar desarrollar enfermedades cardiovasculares. Su alto contenido en selenio también ayuda a proteger el corazón y cerebro. Además, su consumo favorece al control de la tasa de colesterol sanguíneo.

Al contrario de otras carnes, el pavo colabora en reducir las probabilidades de contraer cáncer colorrectal, debido a su bajo contenido en grasas. Asimismo, consumirlo no provoca la formación de nitrosaminas, las cuales son sustancias cancerígenas que se forman en el intestino.

Por otro lado, este alimento es una excelente fuente de fósforo. Este mineral juega un rol esencial en la salud de los huesos y dientes, participa en el crecimiento y regeneración de los tejidos, contribuye a mantener el nivel adecuado del pH de la sangre y es uno de los constituyentes principales de las membranas celulares. El pavo es también rico en zinc, el cual participa en las reacciones inmunitarias, percepción de sabores, cicatrización de heridas, desarrollo del feto y control de la insulina.

Nutrientes diversos y esenciales

Para el bienestar del organismo

La carne de pavo es una excelente fuente de hierro, mineral esencial en el transporte de oxígeno y formación de los glóbulos rojos. También posee vitaminas del grupo B. La B3 participa en numerosas reacciones metabólicas y contribuye a producir energía. En cuanto a la B6, interviene en la síntesis de los neurotransmisores y en la fabricación de los glóbulos rojos. La B2 participa en el crecimiento y reparación de los tejidos, además de la producción de hormonas. La B12 permite fortalecer los huesos. Asimismo, el pavo contiene cobre que es necesario en la formación de la hemoglobina y colágeno.