sábado, 19 de marzo de 2011

Las ricas albóndigas

El término albóndiga viene de una palabra árabe "al-bunduqa" que significa "avellana" y se refiere a la forma de las bolitas. Se supone entonces que no se servían con salsa de tomate pues el tomate fue introducido en España después de la conquista de América.

Existen muchas recetas muy distintas:

Como es un plato popular, existen tantas recetas de las albóndigas como cocineras, según los ingredientes que se utilizan. Las salsas también difieren bastante. Incluso se hacen albóndigas de pescado.

• Además de perejil y cebolla puede poner también en la masa ajo, tomillo o las especias que le gusten.

• Es posible reemplazar lonchas de jamón por unos cien gramos de tocino.

• En la salsa también le puede echar laurel y también un pimiento rojo, asado y pelado, cortados en cuadraditos. No ponga entonces las arvejas.

• Albongigas de pescado. Se quitan las pieles y escamas y espinas de los pescados y luego se machacan y se les añade huevos batidos y pan remojado. Se forman bolas. Se rebozan en harina y se fríen. Para la salsa se hecha un poco de harina en el aceite que sobra, se le añade agua y se remueve.

INGREDIENTES

500 grs. de carne picada. 250 gr. de cebollas. 1/2 morrón rojo, 1/2 taza de pan blanco rallado, 1/2 pocillo de aceite, 2 huevos, 3 cucharadas de perejil picado, 1 cucharadita de pimentón, 1 diente de ajo, 1/2 cucharadita de aji molido, sal a gusto, cantidad necesaria de harina. Para la salsa: 600 c.c. de puré de tomates, sal, pimienta y pimentón a gusto. Para acompañar: 400 grs. de arroz, 3 cucharadas de hierbas picadas. Sal y pimienta, a gusto.

PREPARACIÓN

Para las albóndigas: picar las cebollas y el morrón. Cocinarlos en una sartén hasta que estén cocidos, pero aún crujientes. Dejar enfriar y colocar en un bol junto a la carne picada, el pan blanco rallado y el aceite. Añadir a la preparación los huevos, el perejil picado, el pimentón, el ajo, el ají molido y salar a gusto. Mezclar con la mano bien hasta integrar perfectamente. Formar bolitas del mismo tamaño con la preparación y pasarlas por harina. Llevar a la heladera durante 20 minutos.

Para la salsa: colocar en una cacerola el puré de tomates, llevar a fuego e incorporar las albóndigas y cocinar 20 minutos aproximadamente hasta que estén cocidas. Condimentar a gusto con sal, pimienta y pimentón. Para acompañar: cocinar el arroz hasta que esté a punto, escurrir y condimentar a gusto con sal, pimienta y las hierbas picadas. Colocar el arroz en un molde tipo savarín, pincelado con aceite y mantener caliente hasta el momento de servir. Desmoldar el arroz y acompañar con las albóndigas calientes.