domingo, 9 de octubre de 2016

Cierran encuentro con platos típicos

Ayer culminó la primera Cumbre Internacional de Gastronomía que se desarrolló en Potosí, con la degustación del sabroso charquekan, plato típico de Bolivia y los refrescos de airampo, chachacoma y la cebada.
Los chefs de varios países y nacionales que participaron en el acontecimiento gastronómico compartieron el sabor de este preparado que se elabora con charque de llama y que fue cocinado por dos expertos de Oruro.
En el cierre de la cumbre también se desarrolló el concurso de tallado de frutas y verduras con la participación de tres grupos de estudiantes y personas que se inscribieron en el acontecimiento.
El mejor calificado fue el grupo de Freddy Zarate, de la Asociación Culinaria de Bolivia (Acubol), de Santa Cruz y el segundo fue del grupo de José Puño, del Instituto Técnico Superior Tatapy, de La Paz. Se tomó en cuenta la destreza, la técnica, el estilo y forma de trabajo y la creatividad.
Desde el miércoles se reunieron los maestros chefs del exterior y del país en el salón Dorado de la Casa Municipal de Cultura, sede de la cumbre y que logró acoger a 350 personas inscritas y 30 ponentes.
María Elene López, organizadora del encuentro, dijo que pese a algunas fallas, la cumbre fue exitosa por las conferencias y la participación de los chefs y los estudiantes.
Explicó que una novedad de la cumbre fue la elaboración del plato llamado “Cerro Rico”, a base de la coca, otros elementos, pero muy sabrosa. La creación fue de un chef peruano.

Premios

La cumbre entregó premios a varios chefs y participantes. El español Andrés Muñoz se destacó por su coordinación, trabajo en equipo y el mejor apoyo a una delegación. Otro premiado fue el cubano Leandro Campos y ambos recibieron trofeos y medallas.
Los segundos fueron el grupo del Instituto Infocal de Sucre y la delegación del Perú de 11 estudiantes y con el apoyo de los chefs Joseph Huiza y Gerson Figueroa.
Ayer se ratificó que la segunda versión de la cumbre será nuevamente en Potosí.