domingo, 27 de marzo de 2011

Copa sorpresa de piña

La piña es la mejor fruta

Antiinflamatoria y digestiva: La piña fresca es rica en las enzimas bromelina y papaína, que ayuda con la digestión, es decir, a metabolizar los alimentos.

Se cree que también posee propiedades beneficiosas para algunos desarreglos intestinales. Por otro lado, la piña a través de la bromelina puede reducir significativamente las inflamaciones (artritis, gota, sinusitis) y se ha usado experimentalmente como un agente anticáncer.

Antioxidante y fortalecedora del sistema inmune: La piña tiene un alto contenido de vitamina C, una de las más potentes vitaminas antioxidantes que combaten los radicales libres (éstos dañan las células).

Además, la vitamina C fortalece el sistema inmune, previniendo y/o controlando resfríos y la influenza.

INGREDIENTES

1 piña, 100 grs. de azúcar, 500 cm3 de crema de leche, 2 sobres de gelatina sabor piña, 2 claras

1 Pelar la piña

Pelar la piña y cortarla en rodajas; retirar las partes duras de los centros y cortarlas en cubos; colocarlos en una cacerola junto con la mitad del azúcar y cocinarlas a fuego suave durante 10 minutos, o hasta que estén tiernos, pero firmes.

Retirar la mitad de los cubos de piña del fuego y reservarlos en un bol.

2 Preparar la gelatina de piña

siguiendo las instrucciones del envase, pero poniendo la mitad del agua indicada. Colocar la otra mitad del de piña en la procesadora junto con la crema de leche; adicionar la gelatina preparada y procesar algunos segundos más.

Retirar la preparación de la procesadora y pasarla a un bol. Reservarla.

3 Colocar las claras con el

resto del azúcar en un bol de metal; llevarlas a baño María oponerlas sobre la llama, batiendo continuamente, hasta que estén bien firmes. Incorporarlas a la crema de piña con movimientos envolventes, agregar los trozos de piña reservadas y mezclar. Distribuir la preparación en copas y llevarla a la heladera durante un mínimo de 4 horas.