jueves, 26 de abril de 2012

La papa

Actualmente, la papas son cultivadas en todo el mundo, ocupa el cuarto lugar, después del trigo, el arroz y el maíz. Puede clasificarse según el color o según la fecha de recogida.

Es el tubérculo comestible, Solanum tuberosum. Es un alimento muy utilizado en la cocina ( hervida, frita, etc.).

El componente principal de la papa es el almidón, que representa aproximadamente tres cuartas partes de su materia seca. El almidón es un hidrato de carbono complejo y, por lo tanto, de asimilación lenta, a diferencia de los hidratos de carbono simples (azúcar de mesa), que son de asimilación rápida.

Comiendo alimentos ricos en hidratos de carbono complejos (cereales, tubérculos y legumbres) nos aseguramos una asimilación lenta de sus nutrientes, y de esta manera el organismo dispone de energía durante más tiempo, lo que la convierte en ideal tanto para niños como para adultos. Sólo contiene un 0,2 por ciento de grasa, por lo tanto, es conveniente acompañarla de algún alimento que no aporte grasa (aceite) y proteína (atún) para conseguir un plato equilibrado.

Es importante, también, el aporte de proteínas de la papa y, sobre todo, de vitamina C.

En menos cantidad, presenta vitaminas del complejo B, necesarias para el metabolismo o la transformación de los hidratos de carbono (almidón) en energía.

El contenido en vitamina C depende, básicamente, de las condiciones de almacenaje (tiempo y temperatura) y de la cocción, que la afecta negativamente. La papa, a causa del bajo contenido en sodio y alto contenido en potasio, también es ideal para combatir la hipertensión, por las propiedades vasodilatadoras y diuréticas.

Como inconveniente, debemos destacar que el alto porcentaje de agua (78 por ciento ) obliga a comer cantidades más altas de producto para llegar a cubrir la ración de hidratos de carbono.

Debido a su elevado contenido en potasio, las personas que tienen problemas de riñón o que el médico les ha recomendado una dieta baja en potasio deberán dejarlas en remojo como mínimo 10 hrs. para que el potasio pase al agua.

Papas grilladas

INGREDIENTES

750 grs. de papas con cáscara (bien lavadas):

Sal gruesa: cant. nec.

2 cucharadas soperas de aceite de oliva

1 ají molido picante

1 cucharada sopera de queso parmesano light rallado

1 cucharada sopera de cilantro fresco

Sal y pimienta a gusto

PREPARACIÓN

Llenar con agua la tercera parte de una cacerola y llevarla a hervor.

Agregar las papas junto con la sal gruesa y cocinarlas durante 10 minutos.

Escurrilas bien y dejarlas enfriar. Mezclar el aceite de oliva y el ají molido en un bol.

Volcar el condimento sobre las papas y dejarlas descansar durante 10 minutos,

Pasado el tiempo de reposo colocar las papas en una placa y cocinarlas en horno fuerte dándolas vueltas para que se tuesten bien.

Mezclar el queso parmesano con el cilandro en un recipiente grande; incorporar las papas cocidas y salpimentar a gusto.