viernes, 13 de abril de 2012

Tallarín para niños

La historia de que Marco Polo volvió de China trayendo a Italia la receta de los spaghettis es uno de los mitos más arraigados en la literatura gastronómica. Sin embargo, esta afirmación es aparentemente errónea.

Algunos historiadores ponen incluso en duda el hecho de que el genial veneciano llegara a penetrar en el reino prohibido. Argumentan que en sus relatos existen una serie de carencias, de imprecisiones, que dan lugar a la sospecha. Entre otras, deja de citar el té y la escritura ideográfica y sus descripciones de la geografía del país y las distancias entre las ciudades no es ni aproximada.

Hay, sin embargo, otro argumento aún más poderoso. Los spaghettis no son ni con mucho la forma más antigua de pasta. Hacer cintas, pasta plana e incluso macarrones, era sencillo y está documentado que los preparaban griegos y romanos antes de nuestra era.

Pero lograr las finas hebras de fideos y spaghetti requería de prensas poderosas y máquinas de extrusión, que no se inventaron hasta la mitad del siglo XIX.

La primera referencia escrita de los spaghetti aparece en un diccionario dialectal de la región de Piacenza en 1836, pero hasta 1846 la palabra no se hizo común en lengua italiana.

Esta variedad de pastas representa dos terceras partes del consumo mundial y no es extraño que se la haya querido buscar rancios abolengos como medida publicitaria por aquellos pioneros que deseaban popularizar el producto.

Sin embargo, platos como los Spaghetti alla carbonara parece que se inventaron recién en 1944 durante la ocupación americana, con el fin de aprovechar las raciones de panceta y huevos que suministraba la intendencia militar.

ESPAGUETIS // con albóndigas

INGREDIENTES

(Para las albondigas) 400 grs de carne de pollo, miga de pan mojada en leche, un poco de cebolla picada, un ajo picado, 1 cuchara-da de mostaza, 1 huevo, 1 cucharadita de canela, pimienta y sal. Para la salsa: 4 ó 5 tomates, 1 pimiento verde, 1 pimiento rojo, 1/2 cebolla, 1 diente de ajo, 2 zanahorias, 1 puerro, sal, un poco de azúcar, 300 grs de espaguetis, queso parmesano recién rallado, orégano.

PREPARACIÓN

Empezar con la salsa. Cortar todas las verduras menos el tomate muy finas. Sofreír en aceite de oliva a fuego muy lento hasta que quede tostado.

Añadir los tomates bien triturados y sofreír hasta que la salsa quede bien espesa. Y reservar.

Para elaborar las albóndigas. Mezclar las carnes, con la cebolla y el ajo picados. Añadir la miga con leche, la mostaza, pimienta, canela y el huevo.

Ir mezclando todo con las manos hasta que esté bien unido. Si ve que queda muy líquido puede añadir un poco de pan ralla- do, no debe pasarse.

Formar bolitas a su gusto y freír. Colocarlas sobre papel absorbente para que pierdan el aceite que les sobra.

Mientras tanto cocer la pasta en abundante agua, dejarla cocer a su gusto.

Para servir, poner los espaguetis en el plato, un poco de salsa por encima y albóndigas a nuestro gusto. Rallar un poco de queso parmesano y añadir un poco de orégan