martes, 17 de abril de 2012

Tarta de cebolla y ricota

INGREDIENTES

Para la masa: 1 taza tamaño té de harina, 50 grs. de manteca, 1 huevo, sal y pimienta a gusto, cantidad necesaria de leche, manteca (para el molde): cantidad necesaria. Para el relleno: 1/4 de pocillo de aceite, 2 Cebollas grandes cortadas en ruedas, sal y pimienta a gusto, 4 huevos, 250 cm3 de crema de leche, 300 grs. de ricota, 1 cucharada sopera de maizena, 3 cucharadas soperas de queso rallado.

PREPARACIÓN

Relleno: verter el aceite en una sartén, llevar a fuego moderado. Incorporar las cebollas y una pizca de sal. Rehogar hasta que estén transparentes, retirar y dejar enfriar, desligar los huevos con un batidor. Agregar la crema de leche, la ricota tamizada y escurrida y la maizena, añadir el queso rallado, mezclar. Agregar la preparación de ricota y huevos a las cebollas. Cotejar la sazón y reservar.

Masa: colocar la harina en un bol, adicionar la manteca, trabajar con los dedos hasta formar un arenado. Añadir el huevo, la sal, la pimienta y la leche, de a poco, a medida que se unen los ingredientes hasta formar una masa tierna y homogénea.

Estirar y forrar un molde de 22 cm. de diámetro previamente enmantecado. Recortar los bordes y retirar el excedente de masa.

Armado: Distribuir el relleno dentro del molde. Llevar a horno precalentado a temperatura moderada hasta que el relleno esté firme y la superficie dorada.

Propiedades curativas de la cebolla

• La cebolla es una de las plantas más beneficiosas para el hombre por sus propiedades nutritivas y curativas.

La cebolla usada exteriormente es muy buena en los casos de quemaduras, heridas, sabañones, furúnculos y en las manchas rojas de la cara igualmente, alivia los dolores reumáticos y neurálgicos, en las hemorragias nasales, calambres y desmayos de las mujeres cuando sufren de histeria.

Cuando es usada interiormente, la cebolla es recomendada para la debilidad del estómago y tiene propiedades diuréticas y sudoríficas.

También, se usa para aliviar la fatiga y respirar mejor en caso de asma; para expulsar las lombrices de los niños, para disipar los zumbidos de los oídos.