jueves, 19 de enero de 2012

Comer pescado hervido o al horno reduce riesgo de padecer Alzheimer

Las personas que comen pescado una vez a la semana pueden mejorar su salud cerebral y reducir el riesgo de desarrollar enfermedades degenerativas y el mal de Alzheimer, según un estudio presentado en la reunión anual de la Sociedad Radiológica de Norteamérica (RSNA) en Chicago (EEUU).

“Éste es el primer estudio que establece una relación directa entre el consumo de pescado, la estructura cerebral y el riesgo de (padecer) Alzheimer”, indicó el doctor Cyrus Raji, del Centro Médico de la Escuela de Medicina de la Universidad de Pittsburgh.

Según explicó Raji, los resultados de su investigación muestran que las personas que consumieron pescado hervido o al horno al menos una vez a la semana preservaron mejor el volumen de materia gris en áreas del cerebro a las que afecta el mal de Alzheimer, en un plazo de 10 años.

Los resultados mostraron que el consumo de pescado -al horno o hervido- estaba positivamente relacionado con el volumen de materia gris en varias áreas del cerebro, como el hipocampo (situado en el lóbulo temporal y relacionado con la memoria a largo plazo) y la corteza órbito-frontal (en el lóbulo frontal del cerebro vinculada con el procesamiento cognitivo de la toma de decisiones).

El doctor Raji subrayó que consumir pescado, rico en ácidos grasos, contribuye a fortalecer las neuronas de la materia gris del cerebro “haciéndolas más grandes y sanas”.

Señaló que la simple decisión de agregar el consumo semanal de pescado a la dieta “aumenta la resistencia del cerebro al Alzheimer y reduce el riesgo de padecer este problema”.