miércoles, 25 de abril de 2012

Delicia alemana con paté

INGREDIENTES

3 embutidos pequeños de paté (hígado de pollo)

200 grs. de queso cremoso

1 cdta de pimentón rallado

1 cdta de aceite de oliva.

1 cda sopera de cebolla picada

150 cm de crema de leche

Sal y pimienta a gusto

2 Piononos (brazo gitano)

Tomate sin semilla y cortado en cubos.

1 Pimenton verde picado

1/2 Pimentón (paprica) dulce rallado para espolvorear

PREPARACION

1. Colocar

en la procesadora el paté y el queso cremoso cortado en trozos.

Incorporar el pimentón y el

aceite de oliva, procesar hasta integrar los ingredientes.

2. Retirar

de la procesadora y pasar la preparación a un bol. Añadir la cebolla y la crema

de leche.

Salpimentar y mezclar.

Untar los piononos con la crema de paté.

3. Ubicar

encima el tomate y el pimentón. Arrollar, presionar y envolver en papel film. Reservar en la heladera, preferentemente hasta el día siguiente. Retirar, espolvorear con pimentón y cortar en rodajas de aproximadamente 1 cm. de grosor.

La verdad sobre los embutidos

Contienen bastante sal Tradicionalmente, la sal se utiliza como conservador y para realzar el sabor. Los embutidos más salados son el jamón crudo, que contiene 6,5 gramos de sal por cada 100 gramos de producto, y el salchichón, con 4 gramos por cada 5,5. El paté y el resto de los embutidos (jamón, salchichón, pollo) tienen una cantidad de sal cercana a los 2, 5 gramos por 100 de producto.

Las cantidades de sal recomendadas hoy en día se sitúan en torno a los 6 o los 8 gramos diarios. Un consejo a la hora de comer los embutidos es no salar el resto de alimentos que

acompañen el plato.

Los embutidos también contienen ácidos grasos poliinsaturados, esencialmente bajo la forma de omega 6.

Algunos ofrecen mucha cantidad de hierro y vitaminas del grupo B.