lunes, 23 de abril de 2012

Todo sobre la ricota

La ricota es lo mismo que el requesón, queso de leche cuajada o quesillo. Es un derivado lácteo similar al queso fresco en su aspecto, su sabor es suave, granuloso y espeso, algo seco y a veces con un puntito agrio, su color es blanco.

La ricota se obtiene coagulando la leche entera por calor, ácidos o el cuajo; y luego se retira el suero o bien se obtiene con el suero lácteo proveniente de la elaboración del queso. El coagulante que se puede utilizar es la cuajada o agregando un ácido como el limón o vinagre. El proceso para conseguir la ricota es muy sencillo, se corta la leche y se acomoda en un lienzo para poder colgarlo durante toda la noche hasta que suelte el suero o bien se deja en un colador para que escurra el suero.

La ricota se utiliza preparada y aderezada como rellenos de pastas; en repostería para hacer tartas, pasteles o tortas; en el desayuno para untar las tostadas con unos gotas de miel.