viernes, 20 de febrero de 2015

Adobado Una receta de la abuela que puede prepararse en minutos.

Con la infinidad de platos que se pueden preparar a base de pollo, Sonia Ortiz, chef, enseña una en particular, a decir de ella, la más fácil.

Como lo haría la abuela. La experta indicó que el toque especial es la salsa, por ello, es importante mezclar en un tazón la maicena, el azúcar, la salsa de soya y el vinagre blanco utilizando un batidor de globo para luego reservarla y agregarla justo antes de servir.

Sencilla preparación. Según la chef, se debe tener especial cuidado con el tamaño de los cortes. Además de elegir bien las cebollas de cambray o cebollines, porque no tienen el mismo sabor que la cebolla que todos conocen.

El toque mágico. "Sin lugar a dudas lo brinda el jengibre, porque además de la vainita, que es el protabonista del platillo, el primero aporta esa fragancia y sabor único de un verdadero pollo agridulce", explicó.

Utensilios a utilizar. Ortiz remarcó que antes de comenzar a cocinar, es importante contar con todas las "herramientas" para hacerlo. Se necesita una tabla para picar, cuchillo, tazón, batidor de globo, exprimidor de ajos, wok y pala.

¿Con qué servir? Para la especialista, el mejor complemento de esta delicia es una cama de arroz blanco al vapor. "Las verduras son parte del plato principal que ya están cocidas", remarcó.

¿Alguna bebida? Dado que se trata de un platillo con carne blanca, la mejor compañía es un vino blanco seco o una jugo de frutas de estación.