martes, 9 de junio de 2015

Almuerzo y hamburguesas suben por el agio en el precio de la carne

Algunos alimentos elaborados con carne subieron de precio desde el fin de semana. Los comerciantes atribuyeron el aumento a la variación en el precio de la carne. Ayer, pese al paro de los internadores, la venta fue normal.
En una confitería-restaurante situada detrás del mercado Lanza, el plato extra de pique de 45 bolivianos subió a 50; el almuerzo completo en la Ceja estaba en nueve bolivianos, pero ahora vale 10 y en Villa Fátima, donde costaba 10 bolivianos, subió a 12 bolivianos.
En la Plaza del Estudiante, la hamburguesa sin queso se vendía en seis bolivianos y desde el domingo está en siete bolivianos.
"Apenas hablan de subir el precio de la carne, la comida sube automáticamente. Eso no toma en cuenta el Gobierno y sus medidas económicas sólo afectan al consumidor”, se quejó Rocío de Hinojosa, vecina de Villa Fátima.
En paro de los carniceros
Los matarifes e internadores anunciaron un paro nacional indefinido desde ayer con desabastecimiento de carne, pero la medida fue acatada parcialmente. El sector se opone a entregar factura por sus ventas, como exige el Servicio de Impuestos Nacionales.
En los mercados de La Paz y El Alto se pudo observar que el abastecimiento fue normal con el producto traído de Santa Cruz y el altiplano. "Hay, casera, hay carne al precio de siempre en todos los puestos, sólo que no está llegando de Beni”, indicó la maestra mayor de los comerciantes de carne del mercado Yungas, Fabiola Gutiérrez.
En Cochabamba y en Chuquisaca el paro fue contundente, aunque algunas gremialistas denunciaron amedrentamiento de sus dirigentes.
En El Alto las detallistas indicaron que no acatarán la medida de presión porque sólo se abastecen del altiplano.
En Santa Cruz la venta fue regular hasta el mediodía.
El ejecutivo de la Confederación Nacional de Trabajadores de Carne de Bolivia (Contracabol), Pedro Yujra, admitió que el paro fue parcial, pero que los carniceros de El Alto podrían unirse porque subió el kilo gancho de la carne cruceña y del altiplano.
De esa manera el precio al consumidor final tendrá que aumentar en uno y dos bolivianos.
"Los carniceros de El Alto han sido sorprendidos porque del altiplano subió de 21,50 a 23 y 24 bolivianos. Se han enterado del paro”, manifestó Yujra.
La carne cruceña también subió de 21,50 a 22,80 bolivianos y los internadores no dan factura. La Empresa de Apoyo a la Producción de Alimento (Emapa) vende el kilo gancho en 22,50 bolivianos. Aún no hay variación en el precio al consumidor final.
La demanda diaria de carne bovina en La Paz es de 120.000 kilos, según la Contracabol.

De Beni se interna un promedio semanal de 70.000 kilos y de Santa Cruz 150.000 kilos. En los mataderos de La Paz y El Alto se faenan cada día entre 600 y 700 cabezas de ganado, sólo en Achachicala se llega a las 300 cabezas.

Carniceros piden reunión con el Gobierno

Impuestos El ejecutivo de la Contracabol, Pedro Yujra, anunció que su sector pedirá una reunión con el ministro de Economía, Luis Arce, para tratar el tema impositivo.
Factura Yujra aseguró que el 50% de los detallistas maneja capitales por encima de los 36.000 bolivianos.
Emapa La carne de Emapa no abastece la demanda. Sólo vendió 15 toneladas.
Operativos El viceministro de Defensa al Consumidor, Dante Justiniano, anunció operativos por el precio de la carne.