martes, 24 de abril de 2012

Pizza

Es un pan plano horneado, cuya base habitualmente es elaborada con harina de trigo, sal, agua y levadura, y generalmente cubierto de queso mozzarella, salsa de tomate u otros ingredientes locales como son: el salame, tiras de cebolla y jamón. Para preparala se pueden utilizar carnes, verduras, pescados y numerosos quesos. El uso de la salsa de tomate no es obligatorio, de hecho, tradicionalmente, se habla de "pizze rosse" o pizzas rojas y de "pizze bianche" o pizzas blancas según los ingredientes se coloquen sobre una capa de salsa de tomate o directamente sobre la masa de la pizza.

Su popularidad ha hecho que se extienda por todo el mundo en una infinidad de variantes.

El origen más aceptado de donde proviene es de la antigua China, en donde se acostumbraba hacer pan de forma circular y, luego del cocinado, cortarlo en porciones como en las pizzas actuales. Entonces es posible deducir que el origen de la pizza se deba al agregado de ingredientes extras sobre este tipo de pan como es el queso gouda. Los antiguos griegos cubrían el pan plano con aceite, hierbas aromáticas y queso.

Los romanos desarrollaron la placenta, un pan plano untado con queso y miel saborizado con hojas de laurel.

Se trata

de un plato de elaboración artesanal en la mayoría de los casos, aunque la industria alimentaria ha ido presentando desde los años cincuenta.

Poco a poco versiones de este plato, como un alimento confort, llenaron los estantes de los supermercados.

En la actualidad

existen diversas franquicias que elaboran y distribuyen este alimento a domicilio.