jueves, 24 de enero de 2013

La dieta

Mantener un menú saludable para aquellas personas, que gustan de comer bien, pero temen a las calorías resulta muchas veces casi imposible de combinar para muchos. Esto no tiene porqué ser siempre de esta manera basta con tener el ánimo y la predisposición de salir de la rutina y probar con nuevas recetas y claro aprovisionarse de alimentos saludables.

Algunos consejos que ayudarán a mantenernos en forma comiendo sano y rico es el quitar las opciones como papitas fritas y dulces (que son ricos en calorías y poco nutritivos) de nuestra alacena. En lugar de esto, tener a mano refrigerios saludables como verduras de todos los tipos nos sacará de apuros y evitará que aumentemos de peso cuando sintamos la necesidad de asaltar la nevera.

Consumir una alimentación rica en frutas y verduras que son más bajas en calorías y están llenas de fibra, vitaminas y minerales puede ayudarnos a controlar nuestro peso ideal y también puede reducir el riesgo de padecer cáncer y otras enfermedades.

Escoja productos Lácteos libres de grasa (desnatados) o bajos en grasa (al 1 por ciento ). El queso es una opción saludable de este alimento.

Se puede reducir las grasas saturadas en la alimentación comiendo sólo una pequeña cantidad de yemas de huevo, quesos duros, leche entera, crema, helado, mantequilla.

Creada para aquellas personas, que gustan de comer bien , pero temen a las calorías.