sábado, 12 de marzo de 2011

Empanaditas de copetín

Además de ser originales y llamativos son rápidos de hacer y pueden tener muchas variantes.

Los canapés o copetines son aperitivos de pequeño tamaño que se cogen con los dedos y a menudo se comen de un bocado.

Canapés salados y dulces encontrará usted en estas páginas.

Los canapés son diversos tipos de bocadillos –las conocidas "boquitas"– que se pueden servir en bandeja, pasados por como parte de un vistoso bufé.

Un canapé sirve como tentempié para empezar una actividad y amenizar el ambiente antes de la comida. Los canapés son ideales en cócteles, exposiciones de arte, tés de canastilla o para cualquier reunión social.

Los canapés pueden ser calientes o fríos, dulces o salados. Los calientes usualmente van acompañados de una salsa y destacan las carnes empanizadas y combinadas con quesos derretidos. Entre los canapés fríos destacan los dips y los mouses. La nueva tendencia hacia lo liviano incluye los minivegetales.

Los dulces se basan en frutas y masitas de mazapán, almendras, chocolate, caramelo, vainilla y café. En Francia son conocidos como petit fours.

INGREDIENTES

2 tazas de harina de arroz, l taza de maizena, 1 taza de harina de yuca, 2 huevos, 2 cucharaditas de levadura fresca, 1 cucharadita de sal, 2 cucharadas de aceite, cantidad necesaria de agua, aceite. Para el relleno: 1/2 taza de ajo y perejil, 1 taza de queso rallado, 2 huevos, sal y pimienta, a gusto.

PREPARACIÓN



Para la masa: colocar en un bol en forma de corona la harina de arroz, maizena y la harina de yuca. Disolver la levadura en 1/2 taza de agua tibia y añadir al bol 1 huevo, el aceite y la sal. Tomar los ingredientes y agregar agua según lo requiera la masa. Dejar reposar 30 minutos.

Estirar la masa en la mesada espolvoreando con maizena y cortar discos pequeños para luego obtener empanadas de copetín, reservar.

Para el relleno: picar el ajo y el perejil. Mezclarlos en un bol con el queso rallado y los huevos. Verificar los condimentos. Colocar en el centro de cada disco una pequeña porción de relleno. Doblar la masa cerrando la empanada. Acomodarlas en placas rociadas con aceite y pincelar con el huevo restante, previamente batido. Llevar a horno precalentado y moderado durante 15 minutos.